Vaya por donde vaya, Amal Alam Uddin levanta expectación.

Amal Clooney alerta del «declive» actual de Derechos Humanos de mujeres, gays y periodistas

Amal Clooney alerta del "declive" actual de Derechos Humanos de mujeres, gays y periodistas
Amal Clooney premamá

Vaya por donde vaya, Amal Alam Uddin levanta expectación. Desde que la británico libanesa se convirtiera en esposa del actor George Clooney, su apellido pesa cada vez más. Y es que la abogada internacional si antes tenía un gran nombre dentro de la defensa de los derechos humanos a nivel mundial y su carisma, desde que se la relacionara con el galán hollywoodiense, el interés por ella ha crecido notablemente.

Amal Clooney aha aterrizado en España para participar en una conferencia dentro de la convención Sap Ariba Live donde alerta del «declive» actual de Derechos Humanos de mujeres, gays y periodistas.

La abogada experta en legislación internacional ha apelado a la responsabilidad de todos los actores para luchar por los Derechos Humanos en una conferencia este martes en Barcelona, en la que ha afirmado: «Los derechos humanos nos afectan a todos, y están, en muchas formas, en declive», sobre todo para mujeres, el colectivo LGTBI y los periodistas.

La activista, que fundó la Clooney Foundation for Justice junto a su marido, el actor George Clooney, ha participado en la charla inaugural de la convención Sap Ariba Live, considerada como la mayor a nivel global para profesionales de negocios y comercio –según sus organizadores–, que se ha iniciado este martes en el Centre de Convencions Internacional de Barcelona (CCIB).

Ha augurado que muchos de los representantes del sector empresarial que han llenado el auditorio consideran que las empresas no tienen nada que ver con Derechos Humanos, pero ha asegurado que es falso: «Creo que se han acabado los días en los que las empresas no están al frente de lo que ocurre en el mundo».

Sobre los dilemas relacionados con Derechos Humanos que pueden afrontar los empresarios, y los agravios que pueden crearse si no se afrontan, ha puesto como ejemplo la tecnología móvil que detecta caras, que puede ser muy útil si ayuda a localizar criminales o desaparecidos: «Pero ¿y si la tecnología se vende a gobiernos que la usarán para encontrar a disidentes?».

«Debemos preocuparnos por los derechos de las mujeres, de personas gays y de la prensa, no solo porque seamos miembros de su comunidad, sino porque la libertad es un valor por el que todos tenemos que trabajar para proteger», ha dicho, y ha subrayado el papel que pueden tener las empresas como fue el caso de Virgin, que dejó de llevar a turistas a las Maldivas en defensa del expresidente Mohamed Nasheed.

«Hacer el bien puede ser provechoso y puede ser sostenible», sobre todo a largo plazo, ha reivindicado Clooney, mencionando cómo Kofi Annan –del que fue asesora– reclamó a compañías farmacéuticas que bajaran precios de fármacos contra el sida demostrándoles que si no los bajaban, esas comunidades no iban a poder comprarlos.

Ha señalado que el reto no está solo en los Gobiernos y en los que realizan estos abusos a mujeres, personas gays y periodistas, y de los que tratan de apoyar a las víctimas, sino que el reto es también para «los muchos que están apáticos, en silencio», y ha citado el dicho de que ‘El silencio ante la cara del mal, es el mal en sí. No hablar es hablar, no actuar es actuar’.

La conferencia ha versado sobre cómo las iniciativas «inteligentes y modernas» logran mejores impactos de negocio, mejoran la experiencia del cliente y convierten retos en oportunidades, bajo el título ‘Usar el poder de la gestión inteligente para ayudar al mundo a gastar mejor’, dirigida por la jefa de marketing de SAP Ariba, Tiffen Dano, y en la que han participado otras empresarias.

DISCRIMINACIONES «EN TODO EL MUNDO» Clooney ha mencionado los matrimonios forzados y la brecha salarial como ejemplo de discriminaciones que sufren las mujeres, y ha lamentado: «En todo el mundo hay víctimas de tráfico de seres humanos y en todo el mundo hay violencia contra las mujeres, incluyendo violencia sexual, que ha alcanzado proporciones epidémicas».

La activista y abogada defiende en Irak a mujeres yazidies, una minoría religiosa kurda, que han sido víctimas de «violencia brutal», entre las que está Nadia Murad, que recibió el Premio Nobel de la Paz en 2018.

Sobre la comunidad LGTBI, ha alertado de que «alrededor del mundo ve negado su derecho al matrimonio», que es ilegal en 70 países, y en 14 se condena a ejecución, y aunque reconoce que se ha hecho ciertos avances, son lentos e inconsistentes.

«Los periodistas hoy día están siendo atacados como nunca antes» y están muriendo no solo porque su ambición los lleve a los sitios más peligrosos del mundo, sino porque son fijados como objetivo por difundir crímenes de guerra y abusos que los agresores no quieren que se sepan, y ha mencionado la ejecución del periodista saudí Jamal Khashoggi, así como el encarcelamiento de dos periodistas de Mianmar a los que ella defendió y que han salido de la prisión.

Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído