NUEVA VIDA Y NUEVA IMAGEN

El cambio más radical de Miriam Sánchez tras perder 8 kilos y someterse a una cirugía plástica

Cuatro meses después, ha compartido unas instantáneas en las que compara el antes y el después de la operación

El cambio más radical de Miriam Sánchez tras perder 8 kilos y someterse a una cirugía plástica

Seis años llevaba Miriam Sánchez retirada de los focos televisivos el día que reapareció en la pequeña pantalla con una imagen absolutamente distinta a la que nos dejó al ‘ausentarse’.

La exmujer de Pipi Estrada narró los complicados episodios que había experimentado durante los últimos años y las nocivas consecuencias que tuvo que vivir a raíz de la relación tóxica que mantuvo con Cristo Vivancos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Miriam Sanchez (@miriamsan81) el 14 Jun, 2013 a las 6:42 PDT

Cuando el vínculo sentimental entre la exactriz porno y el artista se rompió de forma definitiva, Miriam quiso dar un giro radical a su vida y se rapó el pelo; además, comenzó a tatuarse y a alimentarse de modo poco saludable. El efecto de esta decisión desembocó en una subida de 15 kilos con respecto a su peso habitual.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Me ha dado mucha alegría encontrar esta promoción de la clínica @centroceme con Miriam como imagen. Vamos !!

Una publicación compartida de Pipi Estrada (@pipi_estrada) el 25 Sep, 2019 a las 10:48 PDT

Toda esta coyuntura desembocó en una operación de cirugía estética a la que, finalmente, se sometió y que consistía en liquidar un buen pocentaje de grasa corporal. Sin embargo, ella misma confesó arrepentirse puesto que la intervención tenía un coste tan elevado que se vio obligada a vender su coche e incluso a hacerse fotos con sus seguidores a cambio de retribución económica.

Después de la tormenta, siempre llega la calma y Miriam Sánchez ha sido testigo de ello al haber visto cumplidas las metas que se marcó antes de entrar a quirófano.

Cuatro meses después, ha compartido unas instantáneas en las que compara el antes y el después de la operación:

«Pues bien mona que estoy. Dejé la Coca-Cola, fritos, salsas y de escuchar peña que me toca tol coño», señala en su cuenta de Twitter.

«No me he hecho Photoshop. He caminado y sobre todo he dejado de comer pezuñiga… @CentroCEME_ y coño me han operado, pues claro . Los mejores de Madrid. 8 kilos menos».

Autor

Carla Calvo

Periodista y Comunicadora Audiovisual por la URJC. Redactora de lifestyle, corazón y eventos en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído