DOLOR EN INSTAGRAM

Mireia Varela, ex de Rufián, lanza un mensaje desgarrador: «Le supliqué mil perdones»

"Incomprensión del prójimo, terapias y medicación"

Mireia Varela, ex de Rufián, lanza un mensaje desgarrador: "Le supliqué mil perdones"

La carrera política de Gabriel Rufián Romero ha evolucionado notablemente a lo largo de los últimos años, pero, en su vida personal, la metamorfosis ha sido todavía más radical.

El portavoz de ERC se divorció de Mireia Varela, madre de su hijo Biel, y, actualmente, comparte sus días con la jefa de prensa del PNV en el Congreso, Marta Pagola.

El político y activista catalán ha recuperado la ilusión, pero parece que su exmujer no ha sido capaz de hacerlo a juzgar por su último post en Instagram: una imagen en riguroso negro a la cual acompaña un impactante texto en el que se abre en canal para mostrar sus sentimientos.

View this post on Instagram

Despedí 2018 llorando sabiendo que perdía al amor de mi vida. Le lloré todos los días, tardes y noches. Le supliqué mil perdones y desee cada hora su vuelta. Centenares de noches en vela. Sufrimiento inconmensurable. Aislamiento del mundo. Dolor a la gente que me rodeaba. Incomprensión del prójimo, terapias y medicación. Discusiones sin fin. Dolor, dolor y más dolor. He despedido 2019 llorando sabiendo que ya no podré recuperarle. Lloro en este 2020 por perder al amor de mi vida, al que escogí como padre de mi hijo, a mi mejor amigo, a mi apoyo incondicional, a mi alma gemela, a mi amante fiel, a mi eterno defensor, a mi paciente protector, a mi infatigable luchador por mí, a mi sueño de familia ideal. No he perdido a una persona en mi vida, he perdido parte de mí misma en él. Hay cosas que el tiempo no puede curar, ni ocultar, ni cicatrizar. Hay heridas eternas. Hay amores que no mueren. Hay personas que no se olvidan. Hay momentos que no se superan. Hay errores que no se perdonan. La felicidad ni se busca ni se alcanza ni se encuentra, se construye. La vida son batallas; a veces hay que luchar y otras hay que saber rendirse. Y yo me rindo.

A post shared by Mireia Varela (@mireiavarela) on

«Despedí 2018 llorando sabiendo que perdía al amor de mi vida. Le lloré todos los días, tardes y noches. Le supliqué mil perdones y desee cada hora su vuelta. Centenares de noches en vela. Sufrimiento inconmensurable. Aislamiento del mundo. Dolor a la gente que me rodeaba. Incomprensión del prójimo, terapias y medicación. Discusiones sin fin. Dolor, dolor y más dolor. He despedido 2019 llorando sabiendo que ya no podré recuperarle.
Lloro en este 2020 por perder al amor de mi vida, al que escogí como padre de mi hijo, a mi mejor amigo, a mi apoyo incondicional, a mi alma gemela, a mi amante fiel, a mi eterno defensor, a mi paciente protector, a mi infatigable luchador por mí, a mi sueño de familia ideal. No he perdido a una persona en mi vida, he perdido parte de mí misma en él. Hay cosas que el tiempo no puede curar, ni ocultar, ni cicatrizar. Hay heridas eternas. Hay amores que no mueren. Hay personas que no se olvidan. Hay momentos que no se superan. Hay errores que no se perdonan. La felicidad ni se busca ni se alcanza ni se encuentra, se construye. La vida son batallas; a veces hay que luchar y otras hay que saber rendirse. Y yo me rindo».

Cabizbaja y arrepentida, muestra su desgarro emocional al mundo sin censuras ni límites. ¿Qué opinará Rufián de estas palabras?

Autor

Carla Calvo

Periodista y Comunicadora Audiovisual por la URJC. Redactora de lifestyle, corazón y eventos en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído