La nueva temporada de ‘Mi casa es la tuya’ arranca con fuerza

Kiko Rivera confiesa a Bertín Osborne sus secretos más desgarradores

Kiko Rivera confiesa a Bertín Osborne sus secretos más desgarradores
Kiko Rivera y Bertín Osborne PD

Bertín Osborne arrancó con fuerza su nueva temporada de ‘Mi casa es la tuya’ en Telecinco. En el programa contó con la participación de Kiko Rivera e Irene Rosales. El DJ ha sido quien ha aprovechado la entrevista para abrirse el corazón y confesar las facetas más desgarradoras de su vida, lo que hizo que pasará por todos los temas más controvertidos de su vida, como han sido: sus adicciones, las relaciones con sus hermanos o el paso de su madre por la cárcel.

El último programa de  ‘Mi casa es la tuya’ mostró que entre Bertín Osborne y Kiko Rivera hubo muy buena química. La necesaria para que se pudieran escuchar confesiones como:  “te juro por mi hijo Kike que me he enterado hace unos días de que tienes una hermana”. “Más que su hermano me siento un poco como su padre. Fue de los mayores regalos que me ha dado la vida. Llegó a mi vida cuando yo tenía 12 años y en parte, debo decirte, que me siento culpable de algunas cosas que hace ella porque creo que me ha tomado como ejemplo en mi peor etapa”.

Kiko no dejó escapar la ocasión para echar la vista atrás: “mi hermana era mi orgullo. Siempre fue muy responsable, muy lista, sacaba muy buenas notas. Pero todo se torció. Fue cumplir 18 años y pirarse de casa y hacer una tontería tras otra”.

El famoso Kiko también habló sobre sus dos hermanos por parte de padre: “si mi padre no hubiese muerto las cosas serían distintas. Cuando mi hermano Francisco se casó con Eugenia, yo era un crío, pero mi hermano Francisco salía mucho en prensa pero mi hermano Cayetano no. Entonces, claro, yo llego a esa boda, donde apenas conocía a nadie. Fui con mi tito Agustín y de repente se me acerca un chaval, y es muy triste lo que te voy a contar, y a la vez gracioso. Se me acerca con una sonrisa y me dice “hola” y yo claro, “hola que tal”, tras las palabras de rigor le digo: “perdóname pero tu eres…” y claro, resulta que era mi hermano Cayetano. Que vergüenza pasé. A día de hoy es con el que mejor me llevo”.

Una madre en prisión

Un momento especial fue cuando habló del paso de madre por la cárcel. Una vez más, haciendo gala de un gran talante, Kiko hablo claro: “yo llegaba allí muy feliz porque iba a ver a mi madre, a abrazarla, pero claro, de repente te hacen señal porque se acabó el tiempo y te desmoronas, caes en la realidad. Fue duro y muy triste”. Los importante, y tras hablar también de sus adicciones, es como teniéndolo a veces todo en contra, el dj ha logrado salir adelante con la ayuda de su familia, especialmente de su esposa Irene y de sus tres hijos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído