HAN FIRMADO UNA CARTA PUBLICADA EN 'THE NEW YORK TIMES'

Victoria’s Secret se desmorona: 100 modelos denuncian el «acoso sexual e intimidación» de su fundador

"La cultura misógina es incluso más indignante y está más arraigada de lo que se había pensado con anterioridad"

Victoria's Secret se desmorona: 100 modelos denuncian el "acoso sexual e intimidación" de su fundador

Cuando, en 1977, el empresario estadounidense Roy Raymond fundó Victoria’s Secret, jamás habría podido imaginar la repercusión que cada uno de sus desfiles, campañas y modelos tendría en la sociedad; pero, seguramente, tampoco se habría planteado que, más de 40 años después, el declive llegaría hasta el punto de tener que cancelar el mayor espectáculo mundial visto sobre una pasarela «para evolucionar» (se supo en mayo de 2019) y, más tarde, convertir a sus ‘estrellas’ en ‘Los ángeles del infierno’. Ese es el título que han escogido algunas de las protagonistas de la firma de lencería y productos de belleza para introducir unos comprometidos testimonios (sobre su experiencia) en el New York Times.

A los contratiempos relacionados con los números rojos, el #MeToo y su rechazo a incorporar perfiles de mujeres más ‘reales’, se les suma el detonante que ha colmado el vaso: Casi 100 ‘ángeles’ han firmado una espístola (‘Angels in hell’) este viernes 7 de febrero de 2020 en la que denuncian el acoso sexual recibido por parte de Leslie Wexner (CEO de Victoria’s Secret) y Ed Razek (director de marketing):

«Escribimos hoy porque el reportaje de investigación de The New York Times muestra que la cultura misógina, de intimidación y acoso en Victoria’s Secret es incluso más indignante y está más arraigada de lo que se había pensado con anterioridad», se puede leer en el escrito.

View this post on Instagram

MISSONI @mertalas

A post shared by Bella 🦋 (@bellahadid) on

El texto recoge numerosos sucesos e incidentes a los que tuvieron que hacer frente modelos como Bella Hadid, a quien Razek le invitó a desfilar «sin bragas», o Alison Nix, que ha revelado que «nos llevaron en barco y esos hombres ricos flirteaban con nosotras. Todas las modelos nos preguntábamos, ¿estamos aquí como prostitutas de lujo o por un asunto de beneficencia?».

Las tentativas de besar a algunas de las chicas y de palpar sus partes íntimas han disparado las alarmas de la industria gracias a una iniciativa impulsada por la organización The Model Alliance con el único objetivo de liquidar la perversión «aceptada como normal» de esta profesión.

«Esto es profundamente perturbador, pero no es sorprendente, ya que hemos visto casos similares en muchas ocasiones en la industria», y añaden que ha llegado «el momento de que Vitoria’s Secret actúe y proteja a la gente de la que se beneficia. Las violaciones de derechos humanos no pueden frenarse con un ejercicio corporativo de cambio de imagen«.

Razek (que no forma parte de la sociedad desde agosto de 2019), por su parte, ha desmentido todas y cada una de las incriminaciones; lo ha hecho en un correo electrónico que ha enviado al diario:

«Las acusaciones son rotundamente falsas, han sido malinterpretadas y sacadas de contexto. He tenido la suerte de trabajar con innumerables modelos de primera categoría con mucho talento y estoy muy orgulloso del respeto mutuo existente», admitió.

L Brands (sociedad que abraza, entre otras etiquetas, a Victoria’s Secret) ha respondido a la polémica asegurando estar «orgullosos del progreso que hemos logrado y seguimos comprometidos con la mejora continua. Siempre estamos abiertos a comunicarnos con quienes quieren introducir mejoras en el sector».

 

Autor

Carla Calvo

Periodista y Comunicadora Audiovisual por la URJC. Redactora de lifestyle, corazón y eventos en Periodista Digital.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído