La familia no abandonará el estado de Florida

La princesa Magdalena de Suecia escapa de su mansión de Miami por temor a revivir un cruel episodio

Se despide del suntuoso hogar con siete habitaciones, piscina y pista de tenis

La princesa Magdalena de Suecia escapa de su mansión de Miami por temor a revivir un cruel episodio

Magdalena de Suecia y su marido, el empresario Chris O’Neill, abandonaron el pasado mes de enero de 2020 su exclusiva mansión de 700 metros cuadrados en Miami (en la que residían de alquiler desde hace más de un año) y, pese a los cientos de rumores que se propagaban desde los círculos de la alta sociedad, el verdadero motivo que les llevó a tomar aquella difícil determinación que cambiaría su vida y la de sus tres hijos (Leonore, Nicolás y Adrienne) fue el temor de la duquesa de Hälsingland y Gästrikland a revivir un episodio de hurto como el sufrido el pasado otoño.

La hija menor del rey Carlos XVI Gustavo y la reina Silvia de Suecia y su cónyuge dicen adiós al suntuoso hogar con siete habitaciones, piscina y pista de tenis en el que tantos momentos han compartido; eso sí, no abandonarán el estado de Florida, puesto que, según apuntan desde el gabinete de comunicación de la Casa Real sueca, «es un buen punto de partida para los negocios de Christopher, y los niños todavía están en edad preescolar». La prensa especializada ha señalado en las últimas horas que se trasladarán a una casa adyacente e igualmente cómoda y opulenta.

Autor

Carla Calvo

Periodista y Comunicadora Audiovisual por la URJC. Redactora de lifestyle, corazón y eventos en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído