EL COLABORADOR DE 'SÁLVAME' (TELECINCO) TIRÁNDOSE EL ROLLO

Kiko Hernández se suma a la estupidez humana presumiendo de haber arrasado con el papel higiénico

Kiko Hernández se suma a la estupidez humana presumiendo de haber arrasado con el papel higiénico
Kiko Hernández.

No siempre alguien que sale por la pequeña pantalla puede convertirse instantáneamente en alguien a quien hacer caso a pies juntillas.

A veces, el hecho de ser famoso no resulta, precisamente, un plus de calidad, sino más bien de todo lo contrario. Y mucho más si se hace desde plataformas como la de ‘Sálvame’ (Telecinco).

Kiko Hernández, ‘ex gran hermano’ y colaborador habitual del programa copresentado por Jorge Javier Vázquez, Paz Padilla y Carlota Corredera, comentó el 11 de marzo de 2020 como él había sido de los tantos clientes que se las vio y se las deseó para poder realizar una compra cuantiosa en un supermercado de Madrid.

El tertuliano parloteaba sobre los problemas que había para hacerse con cierto productos y, en un momento de la conversación con otros miembros del cortijo telecinquero, a Hernández se le ocurrió contar su experiencia a la hora de aprovisonarse de papel higiénico como si no fuera a haber un mañana.

El de ‘Sálvame’, con un aire de chulería e ironía a partes iguales, detalló que él se llevó rollos higiénicos como si lo fueran a prohibir, que había adquirido tantos que hasta le daba para poder exportar.

Primero, eso sí, para restregar a todo el personal, colaboradores, presentadora, y televidentes, que él nada en la abundancia, aseguró que llenó varios carros:

Me llevé todo lo que pude porque, entre otras cosas, para eso es mi dinero, y metí todo lo que pude en ellos. Yo prefiero tener la casa llena que no tener nada y, además, nadie sabe lo que puede pasar la semana que viene, si vamos a tener o a no tener cosas que comprar.

Y sobre la compra masiva de papel higiénico espetaba a una sorprendida Carlota Corredora y al resto de tertulianos de la granja de ‘Sálvame’ que:

Tengo para dar y para exportar, tengo papel higiénico para tres años, tengo acumulados millones.

EL ‘EFECTO REBAÑO’

Lo que en realidad ha hecho Kiko Hernández y que encima presume abiertamente de ello se le conoce como el ‘efecto rebaño’, que es imitar compulsivamente la conducta que lleva a cabo cualquier persona.

Un ejemplo muy claro se da, por ejemplo, con la tradicional Lotería de Navidad. Todos somos conscientes de que las probabilidades de que toque son muy remotas, pero basta que en una oficina, en una comida con compañeros o con amigos alguien compre un billete para que, automáticamente, el resto haga lo mismo.

Pero, ojo, no se adquiere ese décimo por la seguridad o la confianza íntima de que vaya a tocar, sino porque en realidad se prefiere perder por adelantado 20 euros que el hecho de que no hayas comprado el billete y otras personas sí lo hayan hecho y, por tanto, disfruten de unas decenas o cientos de miles de euros mientras los que dejaron pasar el ‘chollo’ se estarían tirando de los pelos.

 

Te puede interesar

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído