SORPRENDENTE

Corinna ‘revienta’ Zarzuela con otro secreto: «El Rey Juan Carlos pudo morir»

La alemana lanza el cuarto capítulo de su podcast y narra tremendos detalles sobre la caída del Emérito en África

El Rey Don Juan Carlos, en una imagen de archivo.
El Rey Don Juan Carlos, en una imagen de archivo.

Corinna Larsen, la que fuera algo más que amiga del entonces Rey Juan Carlos I, sigue contando detalles íntimos de su vida, pero los detalles que afectan directamente a su relación con el ahora Emérito y, por tanto, que afectan gravemente tanto a la estabilidad como a la credibilidad de la Corona, la Casa Real y a la propia familia del actual Rey de España, Felipe VI.

La alemana se ha hecho fuerte mediáticamente gracias al podcast que está realizando por entregas y que en nada disimula donde se encuentra todo el interés del mismo, el título lo dice todo: Corinna y el Rey.

En la reciente entrega del último capítulo de esta serie sonora, la aristócrata alemana vuelve a remover los cimientos de La Zarzuela con una nueva revelación sobre uno de los capítulos más tristes del reinado de Don Juan Carlos y, por tanto, de nuestra monarquía: la escapada a África del entonces Rey para asistir a una cacería junto a ello.

Todo ocurría en el año 20221 cuando, sin agenda oficial, Juan Carlos I se escapaba a Botsuana para pasar unos días de caza e intimidad junto a su acompañante, una Larsen que ahora cuenta la verdad: «El rey se cayó por beber», dice la alemana para desesperación de la Casa Real. Según ha podido saber Periodista Digital de fuentes próximas a Palacio, estas nuevas manifestaciones han terminado por agotar la paciencia de Zarzuela, que espera contestación contundente del aludido, esto es del Rey emérito.

En lo que es la cuarta entrega de este podcast, Corinna Larsen da un salto más a la indiscreción y criticar abiertamente al Rey Juan Carlos, por su gran afición por el vino español.

Cuenta Larsen que el monarca le regaló el safari a Botsuana disfrazado de obsequio para su hijo Alexander, que entonces solo tenía 10 años de edad. «Llegué conmi hijo allí y me di cuenta de que no era tal cosa». Sobre el suceso del elefante, al que dieron caza, cuenta la ¿princesa? alemana que la cacería fue un capricho que Juan Carlos I se hizo a sí mismo.

Según Corinna, por la noche, después de las actividades del día, Don Juan Carlos y sus acompañantes se pusieron a descorchar botellas. En un momento dado, se supone que después de dar buena cuenta de varias copas de vino, el ahora Emérito se tropezó y cayó aparatosamente.

«Se llevó el vino desde España y se produjo la caída». La caía era grave, según Larsen, y a partir de ese instante llegaron los momentos de alta tensión e incluso de mucho riesgo para la vida de Don Juan Carlos.

El hijo del ahora Rey Felipe VI presentaba síntomas graves tras la caída. «Tenemos que evacuarle. Tiene una hemorragia interna». No había manera de realizar un traslado con garantías y es entonces cuando Corinna Larsen presta su avión privado a tal efecto. Larsen explica que gracias a su avión el que era Jefe del Estado de España salvó la vida:»Don Juan Carlos podía morir si el avión no llegaba a tiempo». Porque según su versión el equipo del Rey no tenía ‘plan b’ para su inmediata evacuación por motivos médicos y mucho más graves (según su relato) de lo que había trascendido.

La aristócrata alemana cierra su relato del incidente aportando otro dato que ha escocido, según explican a PD las mismas fuentes, especialmente en Zarzuela. Así, asegura Corinna que pese a tener una durísima fractura de cadera y una hemorragia interna, Don Juan Carlos quería tomar más vino: «Estaba en modo ‘soy el rey’ y hago lo que quiero».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Lo más leído