5 RAZONES PARA PRACTICAR SEXO

Sexo: El juego erótico no sólo acarrea placer y divertimento; también tiene beneficios para la salud

Una vida sexual activa y placentera contribuye a una vida más larga y más satisfactoria

Sexo: El juego erótico no sólo acarrea placer y divertimento; también tiene beneficios para la salud
Amor, sexo, placer, erotismo y belleza. XY

Lo que muchos suponían, ha sido corroborado por los científicos: una vida sexual activa contribuye a una vida más larga y más satisfactoria. Las investigaciones corroboran el asunto y lo convierten la necesidad de disfrutar del placer de la cama casi en axioma.

El sexo es bueno para la piel, para el estado de ánimo o para el dolor crónico, y entre otras muchas, hay muchas razones de peso a favor de su práctica cotidiana, pero aquí -aprovechando la lista que prepara Ecogaia– les damos cinco y no son sólo eróticas:

1. El sexo refuerza el sistema inmunológico.

«Cariño, tengo dolor de cabeza», puede ser precisamente la mejor razón para practicar sexo. Cada vez más médicos reconocen que la salud sexual y emocional afecta a todo nuestro bienestar.

Es decir, que nuestro cerebro tiene un impacto directo en nuestro sistema inmunológico.

«Sabemos que las personas que disfrutan de una vida sexual satisfactoria y con regularidad, con orgasmos frecuentes, tienen menos estrés, menos depresión y en general están mejor física, mental y emocionalmente», dice Wendy Strgar, especialista en amor y consejera delegada de Good Clean Love.

En un artículo reciente, el Dr. Paul Pearsall, director de Medicina Conductual en el Hospital Beaumont de Detroit, concluye que muchos de sus pacientes habían experimentado la insatisfacción sexual antes de un ataque al corazón . También afirma que la satisfacción sexual ayuda a que los dolores de cabeza sean menos severos y reduce las molestias de la artritis.

2. El sexo quema calorías.

Podríamos decir «olvídese de las dietas de moda y dedíquese al sexo». En sólo 30 minutos de actividad sexual se queman 90 calorías, y hay estudios que hablan de hasta 500 calorías si la implicación ha sido total.

Aunque nos quedemos con la primera cifra, que no parece impresionante, con un promedio de tres veces a la semana, se llegan a perder más de dos kilos al año.

O lo que es lo mismo, según la revista Forbes, tener relaciones sexuales dos veces por semana durante un año equivale a quemar siete grandes cenas de espaguetis. ¿Quién se apunta al postre?

3. El sexo alivia el dolor.

El orgasmo es un auténtico narcótico. La oxitocina, la hormona que surge durante y después del clímax mientras trabaja conjuntamente con otras endorfinas, se encarga de enmascarar dolor.

En su libro, «Cómo tratar la artritis», el reumatólogo Carter V. Multz afirma que el sexo puede reducir el dolor, la hinchazón y la inflamación asociados con la artritis, los dolores de cabeza y los calambres menstruales.

4. El sexo frena el envejecimiento.

«Úsalo o lo pierdes» nunca ha venido más a cuento. Las relaciones sexuales regulares liberan en el torrente sanguíneo una gran cantidad de sustancias químicas de la felicidad, incluida la testosterona. A medida que envejecemos, nuestros niveles de testosterona disminuyen.

El sexo es una maravillosa manera de recuperar las reservas, lo que ayuda a la regeneración de los huesos y los músculos, al tiempo que aporta un brillo juvenil al rostro. Según un estudio realizado por el Dr. David Weeks, neuropsicólogo clínico en el Hospital Real de Edimburgo en Escocia y co-autor de Superyoung, los hombres y mujeres que practican sexo una media de cuatro veces por semana parecen ser aproximadamente 10 años más jóvenes de lo que realmente son.

5. El sexo es un antidepresivo ideal.

«La liberación de la hormona del amor durante el orgasmo ayuda mucho a calmar a la gente. Ayuda a dormir mejor, independientemente de si se trata de sexo en solitario o en pareja «, asegura en un artículo publicado en MSNBC Jennifer Bass, jefa de los servicios de información en el Instituto Kinsey para la Investigación sobre Sexo, Género y Reproducción en Bloomington, Indiana.

Los investigadores creen que el sexo ayuda al cerebro a producir la serotonina que, a su vez, impulsa el crecimiento de nuevas neuronas.

La mayoría de las sustancias químicas utilizadas en los medicamentos antidepresivos lo que hacen es aumentar los niveles de serotonina.

Estos medicamentos tardan tres a cuatro semanas para comenzar a trabajar sobre la misma cantidad de tiempo necesario para que se formen neuronas nuevas.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído