SALUD Y CONVIVENCIA

Amor y Sexo: Las 10 mentiras más típicas que se cuentan en la cama

Amor y Sexo: Las 10 mentiras más típicas que se cuentan en la cama
Tamaño, mentiras, amor, placer y erotismo. XY

El sexo es parte fundamental de nuestras vidas y es por tanto normal que a su alrededor se teja una densa red de tópicos y mentiras.

Tantos y tantas que el autor del blog El Mundo está Loco se ha tomado la molestia de hacer una recopilación, con la sana intención de ponerles coto.

Pongamos un ejemplo para entrar en tema, nunca mejor dicho. Alguna chica habrá escuchado alguna vez la famosa frase:

«Tranquila cariño, que yo controlo».

¿Habéis oido hablar de los embarazos no deseados? Pues esta es la frase que lo precede.

Y es que la gente miente mucho a la hora de hacer el amor, es como cuando una chica de 24 años le dice a su pareja:

«Cariño, tú eres el primero».

¿Pero a quien pretende engañar? Vale que hay gente que le da morbo hacérselo con alguien virgen pero de ahí a que le diga eso con 24 años no hay quien se lo crea, si ahora las niñas pierden la virginidad con 14 años… O menos.

De todas formas, los hombres suelen mentir más que las mujeres en el sexo.

La famosa frase «chupa, chupa, que yo te aviso» es la que precede a muchas separaciones de parejas, es al estilo del «yo controlo«.

El chico en realidad no controla tanto y a la chica no le hace mucha gracia esa falta de control…

Como decía, los hombres mienten más, y esta frase también se atribuye a un hombre antes de entrar en faena por el otro lugar:

«Tranquila cariño, que no te va a doler».

Eso mismo dijo Rocco Siffredi y puntos de sutura tuvo la chica, ¡Diez puntos de sutura! Suerte que no le iba a doler…

Pero si hay una frase con poca credibilidad en la hora del sexo es esta:

«Te quiero».

¿Cómo que te quiero? En posición horizontal un te quiero no tiene credibilidad, esas cosas se dicen en frío. Esta frase era achacada a los tíos básicamente porque los tios somos considerados por las mujeres unos cabrones porque sí, por regla general.

Pero ahora las tornas han cambiado un poco y las mujeres se enamoran menos, ahora los enchochados somos nosotros, pero a ver, a quien no le gustaría decir la frase:

«Joe, es que esta tía me usa de objeto sexual, sólo me quiere para el sexo».

¿Qué malo hay? Responderían al unísono todos tus amigos

Eso sí, a parte de frases mentirosas, el sexo tiene leyendas. Sobretodo en la masturbación; masculina.

Más que nada porque es más abundante, todos sabemos que el 90% de los hombres se masturban, y el 10% restante miente.

Aunque en esto también las mujeres nos van cogiendo la delantera, el hombre por regla general tiene tendencia a la autocomplaciencia. Dicen que con la masturbación a un hombre le salen granos.

No hay teoría más falsa que esta. Primero porque a las mujeres también le salen granos y nadie dice que es porque se meten mucho el dedillo, y segundo porque a la gente no le salen granos por hacerse unas pajillas, sino que se hacen las pajillas porque tienen granos.

La relación es al revés, por los motivos que todos sabemos.

Pero es que el onanismo también tiene más leyendas, como por ejemplo que te salen callos en las manos, bueno, eso hay gente que sí porque se pasan. O por ejemplo que te puedes quedar ciego, que lo decían los curas.

  • ¿Ciego? ¿Mr. Magoo se mataba a pajas? ¿Hay que evitar darle la mano a uno que vende cupones? ¡Por favor! ¿Eso quien lo inventó?
  • ¿Alguien que un día en mitad de una sesión de quererse mucho a sí mismo le dió un salpicón en el ojo y perdió la visión? ¿Donde está la base científica?

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído