HAY GENTE PARA TODO

Jack Ryan, el creador de la muñeca ‘Barbie’, era un pervertido de tomo y lomo

“Una vez me dijo que le encantaba que yo fuera tan alta porque así hundía su nariz entre mis senos”

Jack Ryan, el creador de la muñeca 'Barbie', era un pervertido de tomo y lomo

A pesar de que se casó y tuvo tres hijos, Ryan fue un gay que salió del clóset

Jack Ryan, el creador de la muñeca y su pareja, tenían un estilo de vida pervertido (Alguien tuvo la idea de ponerle motor real a un coche de juguete de Barbie y el resultado es glorioso).

El diseñador que estudió en la universidad Yale y que inició su carrera de ingeniería de misiles en el Pentágono, fue un libertino en el estilo de los 70 con una manía de necesidad y gratificación sexual, dice el autor del libro, Jerry Oppenheimer.

Toy Monster: The Big, Bad World of Mattel’ (Monstruo de Juguete: El Grande y Mal Mundo de Mattel) desvela la orgías, matrimonios (incluyendo ser el sexto de las once maridos con los que se casó la actriz Zsa Zsa Gabor) e inspiraciones de los muñecos Barbie y Ken, Jack Ryan, un vecino muy conocido en el elegante barrio de Bel Air de Los Angeles.

El autor textualiza a Steven Gnass, un amigo de Ryan:

“cuando Jack hablaba de crear a Barbie era como… casi escucharlo sobre algo sexual y pervertido”.

Aparentemente a Ryan le gustaban las Barbies con senos grandes, y alguien que se convirtió en la ‘voz de las Barbies’ en una línea especial donde habla la muñeca dice que:

“Una vez me dijo que le encantaba que yo fuera tan alta porque así hundía su nariz entre mis senos”.

Pero las rubias con grandes ‘bubis’ no eran las únicas inspiraciones de Ryan.

Los nombres de Barbie y Ken salieron de los hijos de los fundadores de Mattel, Ruth y Elliot Handler.

A pesar de que se casó y tuvo tres hijos, Ryan fue un gay que salió del clóset; murió de sida en 1994. Nació el 12 de diciembre de 1926.

Aparentemente, cuestión que no se cuenta en el libro, cuando el matrimonio de Ryan y Zsa Zsa ya estaba desquebrajado, Ryan se encargó de desarmar todo el Rolls Royce de la Gabor y se negó a volvérselo a armar.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído