SALUD Y SEXO

Autónomos: Cómo tener de novia a una muñeca hinchable y ser feliz

Consejos para afrontar con dignidad la fase "pajillera"

Autónomos: Cómo tener de novia a una muñeca hinchable y ser feliz
Una muñeca hinchable muy cariñosa. XY

Si usted está de novio con una muñeca inflable y quiere irse de viaje, no le ocupará todo el maletero del coche

En la vida abundan las ocasiones en que lo que imaginábamos o deseábamos para nosotros, no concuerda con la cruel realidad.

Es en esos momentos en los que hay que recurrir a una gran entereza mental, física y psicológica para continuar buscando la felicidad.

Este, el de la fase «pajillera«, que eufemísticamente denominamos «etapa muñeca hinchable«, es uno de ellos.

Los consejos nos los facilita Viandante y lo hace con acento argentino y mucho sexo:.

1. Conciéncese
Si su principal fuente de cariño proviene de un ser de hule extraído de una caja que le dejó el cartero entre risas y usted firmó a las apuradas con un comentario como «Hay una despedida de soltero de uno de los muchachos de la oficina», usted está de novio con una muñeca inflable. Mientras antes lo asuma, más rápido lo digerirá y más pronto podrá ser una persona feliz.

2. Aproveche las estadísticas
La gran mayoría de las personas que están en pareja (con un ser humano de carne y hueso) aún no han encontrado el amor de sus vidas y se la pasan renegando intentando salvar parejas que no debieran ser. Usted no está ocupado en esos menesteres, ya que su «novia» no le hace ninguno de tales planteamientos.

3. No se preocupe por temperaturas corporales
No recibirá quejas si sus manos están muy frías o si el aire acondicionado está demasiado alto.
Ella no tendrá ni el culete, ni la nariz ni los pies fríos, y ya que estamos, tampoco le robarán las sabanas.

4. Siéntase importante
Cómprese un modelo como el de la foto para poder imaginarse que se la está empomando a la Presidenta y usted pueda sentirse un hombre poderoso.
Aclaración: Apúrese. Es un modelo muy solicitado y hay lista de espera.

5. Despreocúpese de funciones corporales
Ella no tiene menstruación, período, regla ni como prefieran llamarlo.
A ella no le duele la cabeza, no va al baño, y está siempre dispuesta.
Además, y por si fuera poco no se queja de sus ronquidos ni otros epítetos nocturnos más sureños.

6. Cumpla todas sus fantasías
Ella no es pudorosa y se prende en cualquier fantasía que usted le proponga, nunca lo histeriqueará ni se hará rogar y no se enojará si la disfraza de colegiala, enfermera o y se empeña en darle por el culo.
Si su novia es una muñeca inflable, es lo que se dice «Muy cachonda», y no es fácil encontrar humanas con tales características.
Es más, ya que está, cómprese una segunda muñeca y realice ese ménage à trois que tanto soñó.

7. Disfrute sus hobbies
Como ella es tan calladita y no estorba, bien puede dedicarse a realizar la rutina que más le plazca, por lo tanto, puede destinar tantas horas del día como quiera a jugar con la nueva Playstation o la Xbox. Puede pasarse el día actualizando su bitácora personal, twitteando o rascñándose las bolas, si no juega al padel. Ella le esperará con las piernas abiertas… literalmente.

8. No tendrá conflictos familiares
Si su novia es una muñeca inflable lo más importante que eso significa es que usted ¡NO TENDRÁ SUEGRA! O si la tiene qué conflicto podrá llegar a tener si su suegra es una tetina de mamadera y su suegro un muñeco G.I. Joe.

9. Puede ir a navegar tranquilo
Ella le salvará si sufren un naufragio. Sólo deberá gritar: ¡¡¡¡Las muñecas inflables y los niños primero!!!!

10. Alégrese de estar de novio con una muñeca inflable
Siga este razonamiento:

  • Si usted está de novio con una muñeca inflable, gastó entre 200 y 2000 euros en la compra y nada más; no tendrá costos extras con cenas afuera, salidas al cine, teatro, hotel, preservativos, etcétera. Estará ahorrando cada vez que eche un polvo.
  • Si usted está de novio con una muñeca inflable estará seguro que ella no le finge ni le miente, con lo que logrará ganar horas de sueño.
  • Si usted está de novio con una muñeca inflable y de repente quiere empezar a ver otra muñeca inflable o una mujer de carne y hueso, se ahorrará horas de practicar la manera de dejarla frente al espejo, ni tendrá que cometer el cobarde acto de obligarla a que lo deje siendo un pelmazo.
  • Si usted está de novio con una muñeca inflable y quiere irse de viaje, no le ocupará todo el maletero del coche con sus pertenencias, sólo un pequeño rincón en una cajita será suficiente. (Ah… y como todo producto que se vende por televisión o en internet, cabe debajo de la cama).

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído