Le dio a elegir entre quedarse sin miembro viril o recibir dos tiros y ser arrojado a los perros

Se fuma un porro y ‘le pega’ por cortarle el pene al novio de su hija con un cúter

Se le había metido en la cabeza que había abusado de su hijo de dos años, y lo raptó durante tres horas

El joven de 18 años se encuentra ingresado en un hospital de la localidad de Franklin, Indiana, recuperándose de sus heridas

A Bonita Lynn Vela, 35 años, el porro de marihuana que se metió entre pecho y espalda en vísperas navideñas no le sentó nada bien.

Al menos es lo que se deduce a resultas de la ‘hazaña’ que llevó a cabo bajo sus efectos: cortarle con un cúter el pene al novio de su hija sin ton ni son, aunque ella alega que lo hizo porque el chaval de 18 años había abusado de su hijo de dos, algo que el aludido niega tajantemente desde el hospital donde ahora se encuentra ingresado.

Los hechos tuvieron lugar en la localidad de Franklin, en el norteamericano condado de Johnson, Indiana, según da cuenta ‘Daily News‘.

EN CASA DE UNOS AMIGOS

La mujer se encontraba en casa de dos amigos cuando de pronto, tras emporrarse, se le metió en la cabeza la idea reseñada, por lo que les pidió vehementemente que lo raptaran y lo llevaran a la casa. Dicho y hecho.

 La calle donde se produjo el rapto

TRES HORAS DE ANGUSTIA

El joven permaneció retenido y atado a una silla durante tres horas, espacio de tiempo en el que, amén de ser filmado, fue amenazado dándole dos opciones: o se bajaba los pantalones voluntariamente tras ser liberado de sus ataduras, o le pegaban dos tiros en la cabeza para ser luego arrojado a los perros.

Ante semejante panorama, y a pesar de que juró y perjuró que él no era ningún pederasta, se decantó por la primera oferta. La mujer, de un certerio tajo, le seccionó entronces su apéndice viril dejándole luego marchar en medio de un reguero de sangre rumbo al hospital. 

El hospital donde está el herido

«PARA QUE SE ACORDARA»

«Sólo quería dejarle una señal, para que cada vez que fuera a hacer el amor se acordara de mí?»,

le contó a la Policía mientras era detenida. Los agentes señalaron que

«estaba como loca y fuera de control. No recordaba si además del porro había tomado otras drogas».

A la lunática de turno,se le acusa de diversos delitos, entre ellos el de secuestro y el de uso de la fuerza con arma blanca. Está en prisión a la espera de juicio.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído