Condenado a 10 años de cárcel, dice que las víctimas tuvieron "sueños sexuales"

Un anestesista obliga a practicarle sexo oral a 21 pacientes en el quirófano

Las mujeres, que fueron agredidas en un hospital de Canadá, estaban sedadas pero conscientes

Los abusos se produjeron en un período de cuatro años y al parecer sus colegas no se percataron de nada

Un anestesista canadiense fue condenado este miércoles 26 de febrero de 2014 a 10 años de prisión por haber agredido sexualmente en la sala de operaciones a 21 mujeres mientras estaban sedadas pero conscientes.

George Doodnaught fue encontrado culpable, en noviembre pasado, de haber besado, acariciado y obligado a practicarle sexo oral a sus 21 pacientes en el Hospital General de North York, en Toronto.

Los abusos se produjeron en un período de cuatro años, que concluyó en 2010.

ACTOS «ABORRECIBLES»

El juez David McCombs, del Tribunal Superior de Ontario, calificó a los actos de Doodnaught como «impactantes y aborrecibles», según señaló la cadena pública CBC.

Durante el juicio, la defensa había argumentado que las víctimas tenían en realidad sueños sexuales causados por sedantes administrados para operarlas y que Doodnaught podría no haberlas agredido.

Adujo además que sus presuntos ataques no fueron vistos por otros testigos a pesar de la pequeñez de la sala de operaciones.

Un investigador confirmó ante el tribunal que las drogas pueden causar alucinaciones. Destacó, sin embargo, la improbabilidad de que 21 pacientes que no se conocen entre sí hayan podido fraguar acusaciones similares contra un mismo médico.

El fiscal respondió a su vez que Doodnaught es un experimentado especialista que conoce la rutina del hospital y planificó sus agresiones para horas en que no sería detectado.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído