Tras la publicación de los autoretratos consiguió en minutos 11.000 seguidores

Una empleada del Parlamento se desnuda, se hace unos ‘selfies’ y sube sus fotos en cueros a Twitter

Ha sido suspendida del empleo y sueldo mientras se completa la 'investigación'

El siempre estirado y muy conservador Parlamento suizo ha puesto en marcha una investigación en toda regla, después de que aparecieran unas fotos en Twitter de una de sus secretarias desnudas realizadas en el lugar de trabajo.

La mujer, identificada en redes sociales como Adeline Lafouine, afirma que no sabía que realizando dichas fotos rompía ninguna regla.

Por el momento la empleada ha sido suspendida de trabajo y las autoridades han puesto en marcha una investigación para conocer lo ocurrido, como asegura el diario Mirror.

La trabajadora afirma que las fotos que ha realizado son parte de su vida privada y no viola ninguna regla federal.

La descocada Adeline aseguró al diario Neue Zuercher Zeitung que ella no creía que estuviera violando ninguna regla del lugar.

Sin embargo, la oficina de Recursos Humanos del sitio recomienda a los trabajadores que «sólo publiquen en internet imágenes y texto que les mostrarían a sus colegas, empleados o superiores».

A la mujer se le preguntó si le preocupaba que sus colegas y compañeros de trabajo vieran las imágenes y respondió que «eso es algo que le preocupa constantemente».

Lo que es seguro es que la popularidad en la red de la mujer aumentó enormemente, tras publicar las fotos eróticas, ganando en minutos más de 11.000 seguidores en Twitter.

El escándalo surgió cuando un internauta reconoció el fondo de las fotos como el Palacio Federal de Berna, de 162 años de antigüedad. La edificación diseñada por el arquitecto Hans Auer alberga las dos Cámaras del gobierno suizo.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído