Pauline Hickson,de 58 años: "Alguien se metía en mi ducha y el baño quedaba todo mojado"

Un perverso fantasma le roba las bragas sin parar y la obliga a mudarse de casa 7 veces

La inglesa dice que tras un hypno-exorcismo está finalmente libre de los espíritus malignos que la acosaban

Lo de Pauline Hickson es para muchos de chiste, aunque otros dan crédito a pie juntillas a lo que cuenta.

El caso es que esta inglesa de 58 años de edad se ha mudado sietes veces de casa en nada menos que dos años. Asegura que el espíritu de un pervertido la ha seguido a todos los lugares, robándole sus bragas y sostenes.

Ahora, Paulia, ha contactado a un profesional (autodenominado el Único Caza fantasma)

«Pensé que me estaba volviendo loca. Yo no sé por qué me estaba pasando, era como vivir en el infierno y no tenía a nadie a quien recurrir».

«Llegaba a casa del trabajo y encontraba toda mi ropa interior revuelta sobre la cama. Mi ropa interior iba desapareciendo. Alguien se metía en mi ducha, todas las ventanas se empañaban y el baño se quedaba todo mojado».»Pensé que mi familia me estaba haciendo un chiste. Me pasaba todo el día deambulando por las calles, tratando de mantenerme fuera de la casa.»

Los sucesos espeluznantes comenzaron hace dos años, después de que ella se mudó a un bungaló en el casco norte de Hull, al este de la ciudad de Yorks, Inglaterra.

A las pocas semanas de vivir allí, Pauline sintió una presencia que no podía explicar y cosas extrañas ocurrirían mientras ella estaba fuera de la casa.

NO IMPORTA DONDE FUERA

Y a pesar de salir de su apartamento y mudarse con amigos y familiares, dondequiera que fuese, los sucesos espeluznantes continuaron.

Paulina dijo:

«Un día volví de la tienda y la cocina parecía arrasada por el desorden y la suciedad. También había arañazos por las paredes.»

«Estaba demasiado asustada para ir a casa, he pasado muchas noches en un hotel.»

Pauline, desesperada, empacó sus pertenencias y se mudó a Cambridge. Pero al parecer los/el fantasma la siguieron y al poco tiempo las mismas travesuras espeluznantes comenzaron a suceder de nuevo.

A los pocos meses regresó a Hull, esta vez para vivir con su sobrina, pero no pasó mucho tiempo antes de que su ropa interior comience a desaparecer nuevamente.

Ahora, después de un hypno-exorcismo, ella dice que esta finalmente libre de los espíritus malignos que la acosaban.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído