La yazidí de 17 años de edad narra su cautiverio: "Ya han matado mi cuerpo"

Una esclava sexual del Estado Islámico desde su móvil: «Dicen que somos cabras compradas en un mercado»

"Les ruego que no publiquen mi nombre porque estoy muy avergonzada de lo que me están haciendo "

Una esclava sexual del Estado Islámico desde su móvil: "Dicen que somos cabras compradas en un mercado"
Esclavas sexuales de los musulmanes del estado Islámico. PD

La joven yazidí de 17 años de edad narra su cautiverio desde su propio teléfono móvil, el mismo que le han entregado los yihadistas para que lo cuente, y así ‘vanagloriarse’ éstos de sus aberrantes actos.

Capturada el pasado tres de agosto durante un asalto yihadista contra la ciudad de Sinyar, al noroeste de Irak, sufre en estos momentos un terrible cautiverio en condiciones de esclavitud sexual a manos de los militantes del Estado Islámico.

Según se hace eco ‘RT‘, es solo una de las aproximadamente 40 mujeres y niñas yazidíes, algunas de las cuales tienen solo 12 años, secuestradas y víctimas de abusos sexuales diarios por parte del grupo yihadista, que controla una extensa zona a caballo entre Irak y Siria.

Su dramática situación ha podido conocerse gracias a una llamada del diario italiano ‘La Repubblica’ después de que sus padres proporcionaran a los periodistas su número de teléfono móvil.

«ESTOY AVERGONZADA»

La joven se encuentra secuestrada en un edificio con ventanas enrejadas y custodiado por hombres armados. En un principio, los captores confiscaron todos los móviles, aunque luego «cambiaron su estrategia» devolviéndolos a sus cautivas yazidíes, relata al diario italiano. Una decisión adoptada con un propósito cruel.

«Les ruego que no publiquen mi nombre porque estoy muy avergonzada de lo que me están haciendo «,

pidió la joven a los periodistas.

«Hay una parte de mí que solo quiere morir. Pero hay otra parte que todavía espera ser salvada para poder abrazar a mis padres una vez más».

VIOLADAS HASTA TRES VECES AL DÍA

Para hacerlas sufrir más, los yihadistas exigieron a las mujeres que describieran en detalle a sus padres lo que están haciendo con ellas. De acuerdo con la entrevistada, los militantes del Estado Islámico no tienen reparos en abusar de mujeres con hijos pequeños con ellas ni tampoco de niñas, algunas menores de 13 años.

Sufren violaciones a manos de diferentes grupos de hombres hasta tres veces al día.

«Nos tratan como si fuéramos sus esclavas. Los hombres nos pegan y nos amenazan cuando tratamos de resistirnos. Hemos pedido a los que nos tienen secuestradas que nos maten, pero somos demasiado valiosas para ellos. Nos siguen diciendo que no somos creyentes, ya que no somos musulmanas, y que somos su propiedad, un botín de guerra. Dicen que somos como cabras compradas en un mercado».

Las mujeres cautivas esperan que las fuerzas que combaten al grupo yihadista logren rescatarlas de este infierno lo más pronto posible:

«Ya han matado a mi cuerpo. Ahora están matando mi mente».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído