Está acusada de asesinar a 38 pacientes por "molestos" en un hospital de Lugo, Italia

Los ‘selfies’ más pavorosos de Daniela Poggiali, la ‘enfermera de la muerte’

"Exageraba con los laxantes para los enfermos, para poner en dificultad a las compañeras que venían después de ella"

La mujer fue arrestada tras la muerte de una mujer de 78 años, cuya autopsia determinó que había muerto por una alta dosis de cloruro de potasio

Daniela Poggiali mató a 38 pacientes por «molestos» en un hospital de Lugo, Italia, y luego se hizo ‘selfies’ con ellos con el teléfono móvil de una compañera de trabajo (Polémica con la selección de México: Poco fútbol para tanto selfie sexual).

Ahora se han dado a conocer por parte de ‘Corriere della Sera‘ las fotos, donde aparece sonriendo ante una de sus supuestas víctimas (Cuatro rusas intentan un selfie y dañan costosos grabados de Dalí y Goya).

SONRIENDO

La enfermera de 42 años fue detenida en octubre pasado en la mencionada ciudad, y aparece sonriendo con los pulgares en alto junto al cadáver de una anciana a la que habría suministrado una inyección letal.

La mujer fue arrestada tras la muerte de una mujer de 78 años, cuya autopsia determinó que había muerto por una alta dosis de cloruro de potasio.

Su costumbre de envenenar con potasio a los pacientes es porque al poco tiempo desaparece de los cuerpos de los fallecidos.

«Después de un par de días, no deja rastro y es difícil de investigar», explica el fiscal Alejandro Mancini, a cargo de la pesquisa para probar la participación de Poggiali.

El caso salió a la luz cuando una de las compañeras de la enfermera acusada compartió las sospechas que traía desde hacía tiempo con otros colegas tras la muerte del anciano Faustino Taglioni

La motivación que escribe el fiscal en la acusación es que «obtiene placer de la mortificación del próximo», añadiendo que no se excluye la voluntad de ella de querer

«librarse de los pacientes de difícil gestión».

Varias de las fotos fueron realizadas con el teléfono móvil de una compañera, Saura Pausini, investigada también.

Varias colegas del hospital relataron a la prensa que «las noches quería hacerlas ella», y que

«exageraba con los laxantes para los pacientes, para poner en dificultad a las compañeras que venían después de ella».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído