Al tal Xu le han caído 13 años de cárcel por su desmedida e inapropiada gula

El millonario que electrocutaba tigres en peligro de extinción para zamparse sus penes

Un vídeo grabado de forma clandestina y subido a la red permitió develar la celebración de estas ceremonias

Es una fuera, pero hay que cuidarla (Este perro se cree capaz de enfrentarse a un tigre atado y acaba entre sus fauces ).

El tal Xu, un millonario de la construcción, hace desde hace un par de años frente a la pesada digestión de 13 años entre rejas por sus desmanes culinarios, con el escenario de fondo de Leizhou, provincia china meridional de Guangdong, y una perversa afición al pene de fiera (¡China autoriza el uso medicinal de cuernos de rinoceronte y huesos de tigre! ).

El mentado, condenado a finales de 2014 por un tribunal, organizaba con sus amigotes banquetes donde la carne de tigre era la protagonista, que aderazaba con sus huesos y penes, -que untaba en la salsa- sangre del animal con alcohol y patas de felino a modo de ‘adorno’.

Según da contaba la agencia de noticias Xinhua, el protagonista de este suceso ha sido ahora hallado culpable de organizar tres viajes a Leizhou, para una quincena de invitados tras comprar «por un alto precio» un tigre, matarlo y despedazarlo delante de sus invitados.

La Policía incautó ocho pedazos de tigre en la nevera del empresario, precisó este martes 30 de diciembre de 2014 el sitio gubernamental de información gxnews.com.cn.

Los banquetes espectáculo de Xu, que evocaban los juegos del circo, fueron descubiertos en una operación policial en la comuna de Zhanjiang, en la que se halló el cadáver de un tigre que acaba de morir y varios productos derivados del felino.

Los animales eran sacrificados delante de personalidades locales, orgullosas de mostrar sus fortunas.

Además de Xu, que tendrá que pagar una multa de 1,55 millones de yuanes (el equivalente a casi 250.000 dólares), y sus 14 amigos de fiestas fueron condenados a penas de cinco a seis años y medio de cárcel.

Un vídeo grabado de forma clandestina y subido a la red permitió develar la celebración de estas ceremonias. En las imágenes se observa cómo se electrocuta a un tigre en una pequeña jaula antes de ser despedazado.

Pese a la prohibición oficial, existe una creciente demanda en China de productos derivados del tigre (huesos, garras, pelos del bigote, penes…) que según la creencia popular poseen virtudes curativas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído