Es innegable que muchos varones les chiflan las mujeres de formas rotundas e incluso con carnes abundantes

Los 8 momentos incómodos que toda maciza de verdad conoce muy bien

La a exuberancia corporal no siempre es una ventaja

Los 8 momentos incómodos que toda maciza de verdad conoce muy bien
Unos vaqueros muy ajustados y un trasero exuberante. XY

Circula por Internet una publicidad muy sugestiva en la que una empresa que vende reopa anuncia:

«Cuando tu pareja te descubra cocinando con el delantal sexy Mujer Maciza, seguro que se pone a tu lado y te ayuda a cocinar».

Hay en la Red ofertas que prometen a las mujeres ser irresistibles y donde se asegura que cualquiera puedes ser todo lo sexy que quiera incluso a la hora de hacer los macarrones.

Es innegable que muchos varones les chiflan las mujeres de formas rotundas e incluso con carnes abundantes, pero la exuberancia no siempre es una ventaja.

Ocho llamativos ejemplos:

1. Cuando estás en una tienda y su “Talla única” no es se ajusta a ti.

2. Cuando intentas usar un vestido y este lentamente sube por tu cuerpo mientras caminas.

Cuando intentas usar un vestido y este lentamente sube por tu cuerpo mientras caminas.

3. Cuando intentas usar pantalones ajustados y se te nota todo.

4. Cuando usas una prenda entallada y automáticamente se vuelve NSFW (no apropiada para el trabajo).

5. Cuando se te sale la ‘pechuga’ porque el sujetador es muy moderno.

6. Cuando tu trasero literalmente revienta tus pantalones.

7. Cuando estás tratando de usar una camisa de botones casual y se abre.

8 . Cuando encuentras una oferta y no hay nada más grande que la talla pequeña.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído