LA VIDA ESTÁ LLENA DE CONTRASTES

La dulce mujer en lencería que tiene orgasmos durante un amargo momento

En vez de chillar de dolor, se entrega voluptuosamente a la 'punzante' situación

Ahí está: entregada en lencería a las manos del chino de turno, que maneja la aguja con aplomo y destreza.

Le están tatuando las piernas y, en vez de quejarse si acaso lánguidamente, tiene un largo orgasmo.

La sonrisa cómplice del tatuador pone el punto a la curiosa escena, grabada, cómo no, en un salón chino de buena reputación…

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído