Y AZOTES PARA ECHAR MÁS LEÑA AL FUEGO

Así fornican a una gafotas en la barbacoa calentándola con picantes obscenidades

La mujer se entrega lujuriosa al perverso de turno, sin decir esta boca es mía

Con total naturalidad, mientras los comensales hacen como que la cosa no va con ellos. El vídeo, grabado en algún lugar de EEUU, da muestra de hasta qué punto las barbacoas se pueden salir de madre.

La mujer, una morena madura, se pone a cuatro patas mientras uno de los invitados, que se ajusta las gafas para no perder detalle, la azota de vez en cuando para poner más salsa al despropósito.

La deslenguada fémina que graba la escena no para de decir obscenidades, en un alarde de imaginación y quizás para que no digan…

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído