LA BESA APASIONADAMENTE Y CON DULZURA

El desesperado que hace el amor con una maniquí en un centro comercial

Nadie se entromete en tan tierna escena

Ahí está: falto de amor en este mundo a veces tan amargo. Es un señor que no duda en entablar una apasionada relación amorosa con una maniquí un tanto sosa en un centro comercial, de vaya usted a saber dónde.

La besa, la coge por la cintura, le susurra cosas bonitas mientras la gente observa sin hacer el menor caso, quizás para no estropear tan hermoso momento.

Un chalado, vamos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído