Según un nuevo estudio

¿Sabías que los filtros para que los menores no vean porno en internet son inútiles?

Una investigación realizada en Gran Bretaña revela que la mayoría de los adolescentes son perfectamente capaces de burlarlos

¿Sabías que los filtros para que los menores no vean porno en internet son inútiles?
Porno en el móvil YT

El término pornografía o porno (en su forma abreviada) hace referencia a todo aquel material que representa actos sexuales o actos eróticos con el fin de provocar la excitación sexual del receptor. Desde la década de 1970, el cine pornográfico se ha desarrollado hasta convertirse en el género erótico más típico. A veces «pornografía» se entiende como «cine pornográfico», aunque en absoluto han desaparecido la literatura y el arte eróticos (véase historia de las representaciones eróticas), según wp.

La pornografía se manifiesta a través de una multitud de plataformas, tales como la animación, el cine, la escultura, la fotografía, la historieta, la literatura o la pintura, y ha logrado un gran auge en los medios, como las revistas pornográficas e inclusive el audio (sexo telefónico), y últimamente en Internet.

A todos los padres les preocupa la posibilidad de que sus hijos puedan acceder a contenidos pornográficos y violentos a través de internet. En principio, la mejor solución para este problema parece ser que sería instalar filtros que bloqueen el acceso a dichas páginas. Pero un nuevo estudio realizado en Gran Bretaña revela que esta medida puede ser ineficaz, según recoge IFL Science y Vicente Fernández en quo.

Investigadores de la Universidad de Oxford realizaron un estudio con niños y adolescentes de entre 11 y 17 años de edad. La mitad de ellos tenía instalados filtros para los contenidos pornográficos, en los dispositivos tecnológicos que había en su hogar. Y el resto, no. Y los resultados revelaron que la cantidad de contenidos eróticos a la que accedían desde sus hogares era prácticamente idéntica. Es decir, si los chicos y chicas querían ver pornografía, sabían trucos suficientes para consegur su propósito.

Más allá de la posible preocupación que este estudio pueda provocar en los padres, los autores del informe animan a los progenitores a sacar conclusiones más positivas. Entre ellas la necesidad de buscar nuevas estrategias que pasan por gastar menos dinero en caros filtros tecnológicos, que no resultan tan efectivos como se desearía, y en trabajar más a nivel personal para lograr que los adolescentes sean más reacios a consumir dicho tipo de contenidos. Si es que eso es posible.

VÍDEO DESTACADO: Jordi ‘El Niño Polla’: el superdotado español que triunfa en el porno mundial

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído