La maciza se quita la ropa y abre su corazón

Sofía Suescun se exhibe en cueros vivos para demostrar al mundo su ‘generosidad’

Sofía Suescun se exhibe en cueros vivos para demostrar al mundo su 'generosidad'
Sofía Suescun. XY

Es una convencida de que lo que no ven y aprecian los humanos, se lo terminan comiendo los gusanos, así que Sofía Suescun saca la mercancía a la calle (Sofía Suescun sube la temperatura a los americanos con este topless en Beverly Hills ).

La ganadora de Gran Hermano y Supervivientes ha concedido una entrevista en la que abre su corazón para hablar sobre el éxito o la enfermedad de su madre, entre otros temas (Jorge Javier se ‘muere’ de vergüenza con las ordinarieces de la madre de Sofía Suescun).

Y aprovechando el ‘tema’, vuelve a presumir de cuerpazo y posa como Dios la trajo al mundo (Sofía Suescun posa completamente desnuda y sube el calentamiento global).

La joven ha desvelado cómo le ha cambiado la vida desde que ganó GH hace unos años:

«La vida me ha cambiado en cuanto a que soy conocida. Vas por la calle y te reconocen, tienes que exponerte a muchas críticas. Pero bueno, en cuanto a mi persona no ha cambiado nada, sigo siendo la misma»

Eso ha contado al vídeo blog de Telecinco, Outdoor.

Para ella, gestionar bien el éxito no es fácil:

«Es muy difícil mantener el éxito. Siendo tan pequeña se te puede ir la cabeza, hacer muchas tonterías y se te puede olvidar donde estás. Tienes que aprovechar el momento y exprimir cada situación y ya te digo, haciéndolo con cabeza, pensando y ya está. Sobre todo siendo la misma, yo no he cambiado. También estando asentada, sin pensar en tonterías y sin que se te vaya la cabeza».

Ver esta publicación en Instagram

Seguid hablando que yo ando preocupada 👅💦

Una publicación compartida de SOFIA💫 (@sofia_suescun) el 23 Nov, 2018 a las 10:25 PST

Sofía, que disfruta de unas vacaciones por Estados Unidos, tiene claro que la fama consiste en momentos y que no le afecta la gran repercusión de sus actos:

«No me ha llegado a afectar y fíjate que es heavy. En muchos momentos ha sido muy alta y no me ha afectado para nada. Me hace gracia, me sorprende. Ves lo importante que eres en unos momentos y lo poco que lo eres en otros. Hay que ser consciente que esto es como muy de momentos, por tanto no me afecta ni para bien ni para mal. Puedo decir en definitiva que lo estoy llevando bien».

Suescun, que se considera una buena estudiante («muy empollona») y dejó a medias su carrera de Psicología, también se ha referido a la enfermedad que padece su madre, Maite Galdeano:

«A mi madre ya le han incapacitado por sus hernias discales y tiene una enfermedad en la sangre, pero regulada con unas pastillas que le diluyen la sangre y está maravillosamente bien. Estaba agobiada por el proceso y por tener que justificar sus enfermedades. Ya tiene su incapacidad y ahora está la mar de feliz».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído