La portavoz del grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú-En Marea, mira para otra parte y afirma en el Congreso que el nuevo espacio televisivo de Iglesias en el que colabora, pagado por lo iraníes, "contribuye a la democracia"

El horroroso vídeo del gay ahorcado por los amigos ayatolás de Podemos que condena a la santurrona Irene Montero

Detenido a los 13 años de edad por tener 'relaciones sexuales forzadas entre hombres', el infortunado de turno es ahora colgado de una grúa al cumplir los 26

Pablo Iglesias e Irene Montero, acaban de estrenar el programa ‘Sopilers’ de la mano del mecenas Mahmoud Alizadeh Azimi, delegado en España de HispanTV (El vídeo que Pablo Iglesias quiere borrar sobre sus vergonzosos negocios con los ayatolás iraníes).

En el mismo, cargan contra todo lo que huela a su juicio a imperialismo yanqui, mientras se tapan la nariz con la República Islámica de Irán, teocracia chií que les paga el sueldo como tertulianos y que permite que se sigan ejecutando a gays en sus plazas públicas con ayuda de grúas. (El nuevo programa televisivo de Iglesias y Montero en clave chavista que pagan los ayatolás).

Acusados de lavat-e be-onf -relaciones sexuales forzadas entre hombres-, las víctimas son detenidas en esos lares cuando son menores de edad, caso del vídeo que nos ocupa y que acaba de ser filtrado en las redes menos convencionales (detenido a los 13 y colgado hace escasas jornadas a la edad de 26). (Los ayatolás iraníes le suben el sueldo al fiel Iglesias por si lo condenan a la horca).

A la portavoz del grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú-En Marea, le trae al parecer al airo el detalle, ya que este martes 5 de febrero de 2019 ha afirmado en los pasillos del Congreso, en relación al mencionado espacio televisivo de marras, que es «sano» y «contribuye a la democracia» que ella acuda a la nueva tertulia (El oculto pagaré que recibe Pablo Iglesias de los ayatolás por negarle su crédito a Arabia Saudí ).

Ni palabra desde luego tampoco en relación a las mujeres iraníes que no disfrutan de plenos derechos, y sí a que desde ‘Spoilers’ se lucha con ahínco contra

«el racismo y la xenofobia, las administraciones de diferentes presidentes de EE.UU., las luchas sociales en el país norteamericano o el fenómeno religioso o el funcionamiento de las empresas estadounidenses».

Que se lo cuente al centenar de jóvenes que fueron condenados en Irán cuando eran menores de edad, y que esperan en el corredor de la muerte morir lentamente como el infortunado de la grabación, que se tambalea desesperado mientras se asfixia y se quita los zapatos, con su madre chillando de dolor en la distancia.

Este último y vergonzoso acto de los ayatolás en Teherán marca un punto de inflexión crucial para Irán y pone de manifiesto la falsedad de las afirmaciones de las autoridades, cuando aseguran contar con un auténtico sistema de justicia de menores.

Es así uno de los pocos Estados que todavía ejecutan a personas por delitos cometidos cuando eran menores de edad y las reformas introducidas en el Código Penal del país en 2013, no han erradicado esta práctica.

Las leyes actuales de la República Islámica otorgan a los jueces poderes discrecionales para sustituir la pena de muerte por un castigo alternativo, si determinan que la persona no había alcanzado la madurez mental en el momento del delito.

José María Rodríguez es redactor en Periodista Digital. @JMRMontero

Así acaban de ahorcar los amigos iraníes de Podemos a un ciudadano por protestar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído