HAY GENTE PARA TODO

Los simpáticos destapes que hacía la maciza Cristina Pedroche antes de ser rica y famosa

Los simpáticos destapes que hacía la maciza Cristina Pedroche antes de ser rica y famosa
La bella Cristina Pedroche, en otros tiempos. EP

Todo cambia y en el caso de algunos, de la noche al día (Pedroche responde a la pregunta más indiscreta que jamás le han hecho).

Cristina Pedroche es una de las influencers más admiradas en España (La doble cara de Pedroche en Instagram).

La esposa de David Muñoz es una de las caras más solicitadas las marcas. Hay tortas para que la vallecana sea una de sus caras bonitas.

Razón de ello es el creciente número de seguidores que acumula en Instagram.

Con 2,2 millones de followers no estaríamos hablando de la más popular. Pero sí es de las que mejor progresión lleva para llegar a lo más alto.

Paula Echevarría, por ejemplo, se estancó hace tiempo en los 2,5-2,6 millones. Pilar Rubio, por su parte, no tardó en llegar a los tres millones.

Pero a partir de ahí le está costando más subir la cifra. Pedroche, sin embargo, sigue un paso firme y constante.

Pero como buena influencer en la que se ha convertido, Cristina también tiene su lista de haters. Y no es corta. Son muchos los que critican a Pedroche por «enseñar más de la cuenta» a menudo.

Una opinión que no ha dejado de crecer, sobre todo, desde que empezó a ser la protagonista de Atresmedia en las Campanadas.

Pero este atrevimiento de Cristina no es nuevo. Así se puede comprobar en la siguiente fotografía correspondiente a un reportaje que protagonizó para la revista masculina FHM.

Un tipo de reportaje al que a otras it girls como Sara Carbonero nunca se prestaron. La pareja de Iker Casillas se hizo valer por otros medios.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído