Los mejores ejercicios naturales para agrandar el pene

Son muchos los hombres que sufren algún tipo de complejo alrededor de su pene. El tamaño de este se ha convertido en un tema social y cuando no se alcanzan las medias establecidas, mucha gente tiende a vivir con vergüenza sus experiencias sexuales. No obstante, la medicina ha avanzado lo suficiente en los últimos años y se ha demostrado ya la efectividad de ciertas técnicas para agrandar el pene

Los mejores ejercicios naturales para agrandar el pene
El tamaño si importa Pixabay

Déjate aconsejar por los mejores profesionales

La salud sexual es una rama de la medicina tan importante como cualquier otra. El sexo forma parte de nuestro día a día y ser completamente funcionales en este es algo fundamental para nuestra felicidad y la de nuestras parejas. Acudiendo a un centro de profesionales y dejándonos aconsejar, podremos poner fin a muchos de los problemas que hasta ahora nos quitaban el sueño.

El portal online S de Salud se ha posicionado como uno de los lugares de referencia en lo que a la salud sexual se refiere. No solo gracias al tratamiento ante disfunciones eréctiles o la eyaculación precoz, sino también a la posibilidad de agrandar el tamaño del pene mediante ejercicios totalmente naturales que podemos hacer en casa.

Porque el tamaño del pene es algo que puede haber marcado la vida de aquellos que están en disconformidad, siendo un motivo de enfermedades severas como la depresión. Sin embargo, todo esto tiene solución y está en nuestras manos hacerla efectiva.

Los mejores ejercicios para agrandar el pene

Siempre ha existido cierto secretismo e incluso incredulidad alrededor del alargamiento de pene. No obstante, durante los últimos años la medicina ha ido abriendo sus puertas a los ejercicios para agrandar el pene, reconociendo así su efectividad en los pacientes que los llevan a cabo.

Uno de los más sencillos de realizar es el ejercicio de Jelqing.  Poniendo los dedos en forma de ‘OK’, agarramos con fuerza el pene desde la base y lo arrastraremos hasta el glande, siempre en erección. Una vez alcancemos la posición final en el glande, esperamos de dos a tres segundos y repetimos. Este movimiento mejora el flujo sanguíneo y, a la larga, agranda el tamaño.

Eso sí, debemos tener ciertas precauciones. Lubricar el pene y la mano es algo fundamental para evitar desgarros y dolores en este. Además, la constancia es fundamental, haciendo esto durante varios minutos al día un mínimo de cinco días a la semana. Los resultados tardan en llegar (no hay una fecha estipulada).

Otra técnica y quizás la más efectiva de todas es el método Chartham. Resultado del estudio de los más grandes sexólogos, se ha posicionado como la técnica definitiva en este sector. Tras el estudio de cada caso, el paciente tiene que seguir ciertos pasos clave para agrandar el pene.

Antes de empezar, es recomendable hacer uso de una bomba de vacío para concentrar la sangre en el propio pene. Una vez hecho esto, se realizarán toda una serie de ejercicios en la pelvis, glúteos y pared abdominal inferior. Al terminar, deberemos aplicar agua caliente en la zona para mejorar los resultados de dichos ejercicios; así como complementar con ciertos masajes.

La mejoría es sustancial e inmediata. Al terminar el mes, puede aumentar en longitud e incluso grosor de 3 a 4 centímetros. Una diferencia abismal que se ha posicionado como la clara salvación para todos aquellos que llevan años necesitándolo.

Técnicas alternativas

Además de los ejercicios naturales, existen otras técnicas más complejas que pueden serte de utilidad. Porque no siempre tenemos tiempo para hacer estos ejercicios y debemos acudir a técnicas alternativas que cumplan nuestras expectativas.

Los extendedores de pene han tenido su hueco en el mercado desde que salieron a la luz. Aumentando la tensión del miembro, se desgarran las células y se permite su crecimiento. Eso sí, no siempre es cómodo ni comprarlo ni utilizarlo.

La cirugía también ha demostrado su efectividad. Un proceso de quirófano que supondrá una mejora permanente. No obstante, existen ciertos riesgos como la disfunción eréctil o el daño a los nervios que merecen prestar especial atención al proceso.

En definitiva, existen muchas formas de agrandar el tamaño del pene. Depende exclusivamente de nosotros apostar por aquella que más sencillez y efectividad proponga; por lo que la balanza se decantará la mayoría de las veces hacia los ejercicios naturales.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído