Te presentamos Pichagram, la red social para artistas que huyen de la censura del desnudo

Te presentamos Pichagram, la red social para artistas que huyen de la censura del desnudo
Te presentamos Pichagram, la red social para artistas que huyen de la censura del desnudo RS

Ya habían tardado en hacer algo así…Instagram no permite subir desnudos, incluidos genitales, nalgas o pezones femeninos, lo que ha ocasionado quejas en la red social desde su creación. A modo de protesta, un artista español ha creado Pichagram, una nueva plataforma que busca dar cobijo al trabajo de los artistas que son censurados en otras redes,según recoge el autor original de este artículo ticbeat y comparte Ivan Rastik para Periodista Digital.

Instagram no permite subir desnudos. Tampoco genitales, nalgas o pezones femeninos, lo que ha ocasionado quejas en la red social desde su creación. ¿Por qué una asociación contra el cáncer no puede subir un vídeo explicando cómo llevar a cabo una autoexploración de mamas? O, ¿por qué los pezones de mujer están prohibidos y los de hombre no?

En el marco de esas protestas contra la censura de Instagram nace Pichagram, una red social que empuja los límites de su hermana (gigante) buscando dar cobijo a todos los artistas que no pueden dar a conocer su trabajo en la de Facebook.

La app, o más bien, webapp, ha sido creada por el artista y exprogramador informático español Bran Sólo y en sus 5 semanas de vida ya ha reunido más de 3.000 usuarios y 15.000 visitas diarias, según la misma Pichagram.

“Muchos de los artistas que conozco no pueden publicar su trabajo (que no es pornográfico, ni erótico…) simplemente porque se muestra un cuerpo desnudo”, explica Sólo en conversación con Business Insider España.

“A muchos de ellos, hasta con más de 200.000 seguidores les limitan las cuentas, e incluso las cierran y eliminan todo el contenido por el sistema de denuncias del que las redes sociales suelen disponer y con el que cualquier persona molesta u ofendida con algo puede reclamar su eliminación”.

Por eso, en su afán por seguir progresando en su trabajo “y a la vez ayudar a los demás haciendo algo que me gusta” Sólo decidió desarrollar “una plataforma social sin censura”, narra.

Un pequeño Instagram sin pretensiones de combatir con el principal… pero que no corte las alas a los artistas
Instagram suprime las publicaciones que van contra sus normas y a la vez reduce “la difusión de publicaciones que son inapropiadas pero que no van en contra de las normas de la comunidad”.

Es decir, que aunque las fotos de cuadros y esculturas de desnudos o las fotos de cicatrices de mastectomías y de lactancia materna sí están permitidos en las normas de la red, esta disminuye la visibilidad de estos contenidos si los considera inapropiados (según implantó en abril y publicaron entonces varios medios).

Además, Sólo denuncia cómo Instagram ha borrado publicaciones, e incluso censurado y restringido cuentas de conocidos porque, por ejemplo, en el fondo de una foto aparecía portada de libro con una escultura de un busto femenino… donde se veía un pezón de piedra.Por todo ello, la pregunta es obligada: ¿aspira Pichagram a hacerle la competencia a la otra red social?

“No queremos ser el nuevo Instagram. Más que nada, Pichagram es un experimento social y una queja activa sobre la censura injustificada que todas las redes sociales aplican al contenido artístico”, relata el fundador.

Sólo también comprende las políticas de control de contenido que aplican estas redes para mantenerlas seguras, y asegura ser consciente de la necesidad de que haya “un equipo detrás que controle el contenido que se publica” para que no pueda publicar cualquier cosa cualquier persona anónima.

En su caso, lleva Pichagram él solo, y costea la webapp gracias al crowdfunding realizado entre los usuarios.

En Pichagram el acceso a menores está prohibido y, al igual que en Instagram, los usuarios pueden reportar imágenes que puedan mostrar contenido ilegal, aclara.

No es una app para hombres… pero en breve incluirá una sección centrada en las mujeres
El nombre de Pichagram se le ocurrió a Sólo repentinamente, pero “no significa que sea una red social para hombres, ni una app para ligar”.

“Cualquier persona puede subir su contenido y todo el mundo es bienvenido”, narra el creador. Tampoco es una aplicación de desnudos masculinos.

“Obviamente parece que el nombre incita a subir intimidades, pero espero que los usuarios sepan tomarlo con sentido del humor y no literalmente aunque, como he dicho, cualquier contenido dentro de la legalidad está permitido”.

En este sentido, el artista murciano explica que para dar visibilidad a las mujeres que han sufrido la censura de Instagram, Pichagram incorporará pronto con una interfaz e identidad diferentes que se podrán activar desde la pantalla de inicio y registro, aunque todo el contenido convivirá en el mismo medio, buscando “la integración social y la normalización del contenido basado en la libertad de expresión entre adultos”.

Hoy por hoy, la webapp ya cuenta con un filtro de contenido para separar el contenido artístico del resto.

Pichagram se inauguró el 10 de septiembre y está disponible tanto en castellano como en inglés. No se puede acceder a ella a través de las tiendas de aplicaciones de Android o Apple, pero se llega a ella a través del enlace que se facilita en su página, o también se puede usar su versión web, en www.pichagram.com.

Autor

Ivan Rastik

Iván Rastik, personaje ruso de origen pero español de vocación, es el gran experto erótico-festivo de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído