Curiosidades que no sabías sobre el monasterio de Shaolin que inspiró a 'Kung Fu Panda'

El monje kung-fu que rompe rocas con dos dedos

Da miedo el monje.

El tipo, con una cara de bestia que puede con ella y desbordando energía por todos los poros, es capaz de pulverizar rocas con dos dedos.

Experto en Kung-Fu el tipo se las arregla para canalizar su energía hacer cosas que los simples mortales no seríamos capaces de ejecutar ni con un martillo.

En el mundo de las artes marciales, el monasterio de Shaolin se ha convertido en un auténtico icono mundial.

Aparece tanto en las películas de Kung Fu Panda, difundiendo la filosofía budista en Occidente, como en las de Bruce Lee.

Es cierto que Shaolin se está convirtiendo en algo integrado en la cultura global pero casi nadie sabe mucho al respecto.

Curiosidades que no sabías sobre el monasterio de Shaolin que inspiró a ‘Kung Fu Panda’

  • 1- No es la única orden de los monjes guerreros
    Aunque la mayoría de las personas piensan lo contrario, Shaolin no fue ni el primero ni el único monasterio del que salieron monjes luchadores. Siglos antes ya había monasterios budistas chinos que almacenaban armas y practicaban artes marciales. El monasterio fue construido para ser un centro pacífico de aprendizaje. El mundo tiene muchas órdenes religiosas con tradición de artes marciales como los Sohei o los Sadhus.
  • 2- Ayudó a fundar una dinastía imperial
    Cuando murió el emperador de China, Wang Shichong ocupó su lugar y construyó una torre y un campamento militar en zona de Shaolin. Para que los monjes no se rebelaran contra él, envió un ejército a Shaolin pero los monjes juraron lealtad a su rival Li Yuan, quién más tarde fundaría la dinastía Tang. El papel de Shaolin al ganar la guerra aseguró que la dinastía los tuviera en alta estima.
  • 3- El hombre lobo Shaolin
    Hay una leyenda que cuenta que un hombre llamado Tai Djing fue apodado el langren (hombre lobo) de Shaolin. Padecía hipertricosis y era famoso por su cuerpo cubierto de pelo y su habilidad para las artes marciales. Su familia era bastante supersticiosa y lo confundieron con el demonio. Lo abandonaron pero, afortunadamente, los monjes Shaolin se apiadaron del niño y lo cuidaron. De mayor decidió dominar todas las artes marciales. Como se trata de una leyenda, no sabemos si realmente era una persona o  imaginación.
  • 4- Shaolin contra piratas japoneses
    Cuando los monjes Shaolin desarrollaban sus habilidades de combate, eran reclutados para luchar por China. Una de las mayores amenazas para el país venía de los mares, del feroz Wokou, los piratas enanos de Japón. Después de muchos ataques, 120 monjes guerreros de élite fueron reclutados y encargados de poner fin a la amenaza pirata.
  • 5- Shaolin y la Guerra de las Galaxias
    Los Caballeros Jedi de la Guerra de las Galaxias están claramente inspirados en los monjes Shaolin. El concepto «fuerza» de la película se puede comparar con el concepto de «chi» y el estilo de lucha del sable de luz del Jedi se parece mucho a las técnicas acrobáticas utilizadas por los monjes cuando empuñaban sus bastones.
  • 6- Comenzó con un indio
    El Monasterio de Shaolin está muy asociado a la cultura china y por ello te sorprenderás al saber que su fundador no era chino. El fundador, conocido como Batuo o Buddhabhadra, fue un monje budista de la India. Bajo el liderazgo de Batuo, los monjes siguieron la escuela de budismo Hinayana. El camino en esta escuela era muy difícil de seguir por lo que fue reemplazado por el Budismo Chan que los monjes han seguido hasta nuestros días.
  • 7- El Kung Fu no viene de Shaolin
    Aunque en China piensen que todas las artes marciales surgieron del Shaolin, esto es falso. Los monjes participaron en algunas batallas pero no desarrollaron una forma única de lucha. Los registros más antiguos del Shaolin datan del siglo XIV mientras que la historia del Kung Fu se remonta a mucho antes de la fundación del monasterio.
  • 8- El siniestro y mítico origen del té
    La bebida más querida de China tiene una leyenda, la cual afirma que siglos después de fundar el Templo Shaolin, un monje se quedó en una cueva cercana meditando durante nueve años de espaldas a la fría pared sin comida ni agua y con los ojos abiertos. Cuando quiso repetir la hazaña, descubrió que se quedó dormido en medio de su meditación. Su falta de disciplina lo enfadó y se cortó los párpados para que no pudiese sucumbir al sueño. Una planta creció del suelo donde cayeron los párpados. Sus hojas lo ayudaban a mantenerse despierto y así llegó el té al mundo.
  • 9- El dios Shaolin
    Los monjes Shaolin veneran a un patrón «santo» llamado Bodhisattva Vajrapani. Al igual que otros santos, tiene algunas leyendas raras, como la historia que cuenta cómo salvó a un joven monje de los matones dándole tan solo un plato de carne.
  • 10- El Jieba
    Los que han visto películas de Kung Fu con monjes Shaolin han podido notar que se representan con nueve puntos en la frente. Esto lo conocen como el Jieba, una marca sagrada que el maestro le pone al monje para señalar que ha completado su entrenamiento. Cada punto significa una de las reglas fundamentales de conducta que todo monje debe seguir. Esta marca se realiza durante una larga ceremonia. Cuando estaba en el clímax, se le colocaban 9 barras de incienso en la parte superior de la cabeza y se dejaba que los inciensos se quemasen hasta que la piel también lo hiciese. Actualmente el gobierno chino solo lo permite a ciertas personas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído