EL HOMBRE PERDIÓ A SU PERRO EN EL INCENDIO

Incendia su cabaña por error y sobrevive casi un mes en Alaska a 20 grados bajo cero

Tyson Steele improvisó un refugio en la inclemente nieve

Incendia su cabaña por error y sobrevive casi un mes en Alaska a 20 grados bajo cero
La cabaña improvisada creada por Tyson Steele para sobrevivir.

Los servicios de emergencia y rescate de Alaska no podían creer lo que se habían encontrado.

Un hombre, un refugio (a todas luces improvisado), unos cuantos objetos  y un llamado de auxilio.

Se trataba de Tyson Steele, un joven que había soportado casi un mes con temperaturas de 20 grados centígrados bajo cero, después de que su cabaña se quemara por completo y se quedara abandonado en medio de la nieve.

El hombre contó los detalles de cómo sobrevivió a tan extrema situación que concluyó el jueves 9 de enero de este 2020.

Todo comenzó cuando las prisas, una estufa encendida y un cartón se combinaron para que todo ardiera, eran mediados del mes de diciembre:

«El gran error que cometí fue apresurarme y poner un cartón en la estufa para encender el fuego. Esto lanzó una chispa a través de la chimenea que aterrizó en el techo».

La cabaña, que se encontraba a 30 kilómetros del pueblo más cercano, ardió rápidamente y su perro, llamado Phil, murió entre las llamas.

A partir de allí, el hombre cavó una cueva de nieve y se inventó un refugio, además utilizó algunos abrigos y unos sacos de dormir para cubrirse, para comer sobrevivió con algunas latas de comida que sobrevivieron al fuego

“Al principio pensaba que mi labrador de seis años había escapado con seguridad, pero luego empezó a aullar. Estaba dentro. No tengo palabras para la pena. Solo grité, sentí que me arrancaba los pulmones».

El hombre contó a los medios lo que sintió cuando apareció un helicóptero de los servicios de emergencia y manifestó que apenas le quedaban latas de comida para sobrevivir.

El hombre ahora vive con sus padres en Salt Lake City mientras pasa el susto.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído