COSAS DE FAMOSOS

¿Sabes qué fue de Pocholo, el compañero de juergas de Cayetano Martínez de Irujo?

¿Sabes qué fue de Pocholo, el compañero de juergas de Cayetano Martínez de Irujo?
Pocholo RS

Siempre polémico y divertido. Este próximo miércoles sale a la venta De Cayetana a Cayetano, el libro autobiográfico que ha escrito el duque de Arjona y en el que se desnuda como nunca antes lo había hecho. No son pocas las anécdotas, algunas muy oscuras, que verán la luz. Entre ellas, destaca los años en los que su espíritu fiestero se descarriló, según recoge el autor original de este artículo elmundo y comparte Ivan Rastik para Periodista Digital.

Por entonces tenía un amigo fiel, un camarada de farras con el que congenió y exprimió cada noche como si fuera la última. «Mi compañero de esos cinco años de locura fue Pocholo Martínez Bordiú. Éramos inseparables. Había más amigos, pero los calaveras noctámbulos eran los más divertidos. Acabábamos en un afterhour, nos movíamos con tres grupos de chicas, no sabíamos ni dónde despertábamos, era una auténtica locura», se puede leer en el libro.

No es para menos. El aristócrata se ha labrado una fama a base de polémicas. Tras finalizar sus estudios, comenzó a trabajar en un importante banco de Miami. Sin embargo, cuatro años después, todo se torció. En uno de sus viajes a España descubrió los encantos de Ibiza. «Estar encerrado en un despacho no era lo mío. Quería ser rico en tiempo antes que en dinero. Me fui a Ibiza y me dediqué a la noche», contó años después en EL MUNDO. Empezó a colaborar como relaciones públicas en la discoteca Pacha, empleo que aún conserva en la actualidad.

Pocholo, que es barón de Gotor, es querido por todo el mundo. De él se dice que «se nota su buena cuna hasta en medio de una orgía». Y sus ligues han llegado a afirmar que «nunca engaña, que es noble y sincero». Su momento de máxima fama lo alcanzó tras su paso por el reality Hotel Glam. Era 2003, y participó en este programa donde se encerró con otros famosos de la talla de Yola Berrocal, Dinio, Aramís Fuster o Malena Gracia. Siempre estaba acompañado de su mochila… Hasta que alguien se la rompió. Y fue cuando explotó, soltando una retahíla de improperios. Ahí despegó Pocholo como icono pop.

Aunque no todo fue un camino de rosas. El showman pasó cuatro meses en la cárcel de Las Rosas, en Uruguay, condenado por tráfico y consumo de drogas. Según contó este diario, durante un tiempo también se dedicó a vender amuletos y pareos por la playa, aunque su actividad más conocida es como organizador de fiestas. Celebraciones ilegales a ojos de las autoridades. Por ello, las gestionaba en secreto. La gente no sabía hasta el último momento ni el lugar ni la hora. Existía un código e, incluso, hasta un mapa a lo Indiana Jones para localizar el sitio. Pocholo, genio y figura.

Autor

Ivan Rastik

Iván Rastik, personaje ruso de origen pero español de vocación, es el gran experto erótico-festivo de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído