Nunca antes habían hablado así de la gran artista española, con una impactante confesión del viudo sobre su paso por la cárcel y la bebida. Y la hija, sin tapujos

Las confesiones más duras y privadas de Ortega Cano y Gloria Camila sobre Rocío Jurado

Las confesiones más duras y privadas de Ortega Cano y Gloria Camila sobre Rocío Jurado
Ortega Cano y Gloria Camila RS

Muchos se han molestado, pero ellos han sido sinceros. Nunca antes José Ortega Cano y Gloria Camila habían hablado así de sus sentimientos: a corazón abierto, sin dejarse nada, para recordar a la esposa de uno y madre de otra, a una de las artistas españolas más legendarias e inolvidables, la gran Rocío Jurado, según recoge el autor original de este artículo esdiario y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

Y lo han hecho para Bertín Osborne. La nueva temporada de Mi casa es la tuya se ha estrenado con una entrevista de lo más íntima y especial. El viudo de Rocío Jurado ha hablado, por primera vez, de detalles hasta ahora desconocidos, sobre todo, de cómo afrontó la triste muerte de su mujer el 1 de junio del 2006.

Una pérdida que llegaba después de luchar incansablemente contra un cáncer de páncreas. Rocío Jurado murió y el mundo se terminó para Ortega Cano: «Quería morirme igual que ella, me dio por beber»[…]»Fue muy difícil adaptarme a estar sin ella. Un día cogí, hice las maletas y me fui con los niños a Sevilla porque era muy duro estar aquí sin ella. Perdí el rumbo de mi vida, me dio por beber. No coordinaba, me faltaba ella».

Una situación de dolor que comparte su hija Gloria Camila. La joven tenía solo diez años cuando perdió a su madre, aún así le tocó madurar apresuradamente para hacer frente a esta difícil situación: «Hasta que no murió mi madre yo no tenía casi uso de razón. Pasaron dos años hasta que me di cuenta de que me faltaba una madre. Yo ocupaba el lugar de mi madre para que mi padre no durmiese solo, porque él se pasaba todo el día llorando. Era una pena andante. Iba con él a eventos para que no fuese solo y ahí me di cuenta de lo que suponían mis padres para el mundo. Nos hicimos uña y carne, para mí mi padre es súper importante».

El accidente mortal

Un episodio de lo más complicado que solo sería el inicio de una mala racha pues, años después, el torero protagonizó un accidente mortal que terminó con la vida de un conductor: «Cuando descubro que se había muerto una persona me quise morir yo diciendo que por qué no me había tocado a mí». Un hecho del que Ortega Cano asegura: «Me arrepentí, pedí perdón a la familia y cumplí mi condena».

Su paso por la cárcel tampoco fue un tema tabú en esta entrevista con Bertín pues el presentador quiso saber cómo afrontó esta condena: «Lo llevé bien en el sentido de que leía mucho La Biblia, escribía mucho. Salí muy fortalecido de prisión».

Una vida llena de luces y sombras en la que ahora, Ortega Cano disfruta de la paz y la tranquilidad. Casado con Ana María Aldón, el diestro no puede estar más orgulloso de la familia que ha formado junto a la modista pues su pequeño José María es su auténtica debilidad.

Autor

Francisco Lorenson

Polifacético y innovador reportero, lleva años trabajando en el sector y aprendiendo de algunas de las personas más inteligentes del negocio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído