En el año 2011, el distro cometió un delito de homicidio imprudente y conducción temeraria que provocó la muerte de Carlos Parra. La semana pasada recordó el trágico accidente junto a Bertín Osborne en «Mi Casa es la Tuya»

El hermano de Carlos Parra habla fatal de Ortega Cano: «Va de víctima y es un verdugo»

El hermano de Carlos Parra habla fatal de Ortega Cano: "Va de víctima y es un verdugo"

Los peores enemigos los tienes siempre en la familia. José Ortega Cano ingrersó en la cárcel de Zuera (Zaragoza) el 23 de abril de 2014, con una pena de dos años, seis meses y un día de prisión por un delito de homicidio imprudente y conducción temeraria que provocó la muerte de Carlos Parra en mayo de 2011, así como el pago de una multa de 181.000 euros a la viuda de Parra, según recoge el autor original de este artículo ABC y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

El distro cumplió su condena y el pasado viernes acudió junto a su hija Gloria Camila y su pareja Ana María Aldón, al programa de Bertín Osborne «Mi Casa es la Tuya». Allí, Ortega Cano recordó el trágico accidente: «Yo iba a dejar a mi hija en un pueblecito cercano de donde estábamos. Le tendría que haber dicho a José Antonio que me acompañara porque estaba muy cansado, estaba agotado. La dejé, volví y al volver me entró un vahído y ya no me acuerdo de más y me entero de que había muerto una persona y me quise morir yo diciendo que por qué no me había tocado a mí. Me arrepentí y pedí perdón a la familia», dijo el torero frente a la atenta mirada del presentador.

Esta tarde, el equipo de «Sálvame» se ha puesto en contacto a través de conversación telefónica con Manuel, el hermano de Carlos Parra, quien no ha dudado en arremeter con dureza contra el diestro, tildando la actitud de este durante la entrevista llena de «arrogancia, prepotencia, soberbia… para nuestra familia es un indeseable, por supuesto». Y se refirió al momento en el que falleció su hermano: «¿Que ha tenido un vahído? No, no ha tenido un vahído. Que le costó mucho trabajo sacarlo del coche, dando pena. Pues a mi hermano también costó mucho trabajo sacarlo del coche, porque tenía el volante empotrado en el pecho. También ha dicho que cogió contacto con nosotros. Es mentira, mentira pura».

Y visiblemente emocionado añadió que «el único consuelo es que mi madre está teniendo demencia senil y llegará un día en el que se le olvidará que mató a su hijo. Se morirá descansando», además de asegurar que el torero « se hace pasar por víctima y no es una víctima, es un verdugo». Con repecto al perdón en su familia, Manuel piensa que «tenía la oportunidad de pedirnos perdón y es que ni lo ha pedido. En su momento a lo mejor no lo hizo pero ahora podría decir: “voy a rectificar”. Perdonar, no le vamos a perdonar nunca, está claro. Ira no tengo ninguna, rencor no tengo ninguno, pero te jod».

Aseguró que nadie de su familia ha visto el programa. «La verdad nos da igual que esté bien, nos da igual que esté mal, nos da igual de todo. No vivimos con ‘el indeseable’. Tenemos nuestra vida y es más interesante que la suya», sentenció.

 

Autor

Francisco Lorenson

Polifacético y innovador reportero, lleva años trabajando en el sector y aprendiendo de algunas de las personas más inteligentes del negocio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído