Malas noticias para la princesa del pueblo. Al menos temporales. Aunque la Justicia le dio la razón ahora un resquicio legal puede fastidiar sus planes, al menos a corto-medio plazo

¿Sabías que Toño Sanchís y su mujer, Lorena, se quedan en la casa de Belén Esteban?

¿Sabías que Toño Sanchís y su mujer, Lorena, se quedan en la casa de Belén Esteban?

Una historia que ya cuenta con infinidad de capítulos, y parece que todavía le quedan muchos más. Nuevo episodio en la batalla judicial que enfrenta a Belén Esteban y a su exrepresentante Toño Sanchís. La Justicia le da la razón a la colaboradora de Sálvame por la demanda de liquidación de cantidades que interpuso a la empresa Loran S.L., una empresa cuya administradora única era Lorena, la mujer de Toño, según recoge el autor original de este artículo Jesús Manuel Ruiz en esdiario y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

La empresa Loran S.L. entra en concurso de acreedores hace unas semanas. El concurso de acreedores pertenece estrictamente a la jurisdicción mercantil. Este hecho hace que los temas relacionados con Toño y Belén pasen del juzgado de Torrejón (Juzgado Civil) al Juzgado de lo Mercantil Número 13 de Madrid.

El concurso de acreedores tiene una consecuencia directa. No es otra que la suspensión de los lanzamientos previstos con anterioridad. El lanzamiento es el “desahucio” de los inquilinos que pudiesen estar viviendo en ese bien inmueble.

En este caso, la ejecución del “desahucio” no la había practicado el juzgado de Torrejón al darle la razón a Belén Esteban, así que corresponderá al Juzgado de lo Mercantil en el tiempo que corresponda. Al entrar en concurso de acreedores, el orden de primacía se establece primando a instituciones gubernamentales antes que a personas físicas como es el caso de Belén Esteban.

Esta misma semana se ha producido la suspensión de lanzamiento de la casa donde habita la familia de Toño Sanchís. Lo que se traduce para que lo entendamos todos en que permanecerán en ella hasta que el juez de lo Mercantil decida.

Puede ser inmediato -las menos de las veces- o bien, ver la situación mercantil de la empresa y empezar a pagar por orden de preferencia. Esta situación que para el resto de los mortales puede ser catastrófica, en el caso de Toño Sanchís puede ser de alivio. En estos casos mandan las circunstancias de cada uno.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído