La exconductora del programa «La isla de las tentaciones» de Reino Unido vivía grandes presiones personales y profesionales

Caroline Flack: sus duras palabras antes de suicidarse en su casa de Londres

Caroline Flack: sus duras palabras antes de suicidarse en su casa de Londres
Caroline Flack PD

Caroline Flack se ahorcó en su casa de Londres con apenas 40 años. La reconocida presentadora de televisión británica, que fue pareja de del Harry Styles y el Príncipe Harry, decidió terminar con su vida como confirmó la autopsia.

No eran buenos tiempos para la exconductora del programa «Love Island» («La isla de las tentaciones» de Reino Unido). La vida de Caroline Flack había cambiado radicalmente después de haber sido arrestada por una presunta agresión a su pareja, Lewis Burton. Se quedó sin trabajo, sin casa… No pudo tampoco con la presión de los medios sensacionalistas, de los que se está debatiendo mucho estos días a raíz del fallecimiento de Flack.

Quizá por eso, sus padres hayan decidido hacer público el desgarrador mensaje que escribió su hija a su madre en el mes de enero para que su «voz se escuchara», pero que finalmente no compartió en sus redes sociales como tenía pensado.

«Había muchas mentiras y así es como mi familia y ella se sentían y me gustaría que la gente leyera sus propias palabras. Carrie estaba rodeada de amigos y de cariño pero esto fue demasiado para ella», explica su madre al diario «Eastern Daily» donde ha compartido las palabras con las que su hija explicaba todo lo que había sucedido y cómo se sentía.

Las duras palabras

«Para muchas personas ser arrestada por agresión es una manera extrema de tener una especie de revelación espiritual y de despertar, pero para mí se ha convertido en normal. He afrontado muchas situaciones de estrés en mi vida. He aceptado opiniones sobre mi vida tóxicas y vergonzosas durante diez años y todavía me digo a mí misma que es parte de mi trabajo. No me quejo», comenzaba diciendo Flack en su carta.

Tras estas palabras iniciales, Flack detallaba aquel fatídico día en el que todo cambió: «En 24 horas me arrebataron todo mi mundo y mi futuro, todos los muros que había tardado tanto en construir a mi alrededor, se derrumbaron. Estoy de repente en un escenario diferente y todo el mundo es testigo de lo que pasa». Es entonces cuando aseguraba que sufría una crisis emocional y que fue todo un accidente: «No soy una maltratadora. Tuvimos una discusión y ocurrió un accidente. Un accidente. La sangre que alguien vendió a un periódico era la mía y fue algo muy triste y personal».

Para terminar, Flack desvelaba que el motivo de sus palabras es porque su «familia no puede más»: «He perdido mi trabajo. Mi hogar. Mi capacidad de hablar. Y la verdad ha escapado a mi control para convertirse en espectáculo. No puedo pasar cada día escondida y que me digan lo que no puedo decir o que no puedo hablar con alguien. Siento lo que he traído sobre mi familia y lo que mis amigos han tenido que afrontar. No pienso en cómo voy a recuperar mi carrera, sino en cómo voy a recuperar mi vida y la de mi familia. No puedo decir nada más».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído