EL HIJO DEL EXTESORERO DEL PP DENUNCIA MASIFICACIONES Y FALTA DE HIGIENE EN SOTO DEL REAL

Guillermo Bárcenas destapa las prioridades de Sánchez: “El Gobierno se está jugando la vida de más de 50.000 presos»

"La situación es lo suficientemente grave como para que se tomen medidas de protección urgentes”

Guillermo Bárcenas destapa las prioridades de Sánchez: “El Gobierno se está jugando la vida de más de 50.000 presos"

Guillermo Bárcenas, hijo del extesorero del PP y vocalista del grupo Taburete, está viviendo la cuarentena por coronavirus confinado en su hogar y dedicándose a lo que ha bautizado como ‘la joda en casa’, una iniciativa basada en «charlar, cantar y cocinar» a través de su perfil de Instagram, donde ya suma más de 87.000 followers.

Al tiempo que anima a toda España a echar mano de la «paciencia, solidaridad y buen humor», se ha pronunciado sobre la coyuntura que viven las personas que se encuentran en las cárceles españolas: desde los presos, hasta los funcionarios, pasando por todos sus consanguíneos. En nombre de su padre y de muchos que se hallan en una posición similar, Willy denuncia “el incumplimiento de las medidas sanitarias y condiciones mínimas de protección en la cárcel de Soto del Real». Según revela, en la penitenciaría carecen de mascarillas, guantes y geles, y «tan solo se les proporciona papel higiénico para limpiar las celdas»:

«El Gobierno se está jugando la vida de los más de 50.000 presos en España por su inacción y abandono a este colectivo”, sentencia.

Tras admitir su evidente preocupación por la condición de su progenitor, ha demandado también la puesta en marcha de «medidas para evitar las masificaciones en módulos, ya que donde antes estaban 60, ahora están 150, y el riesgo de contagio y de producirse un brote en este momento, es altísimo”, así como la importancia de valorar la posibilidad de concesión de permisos penitenciarios temporales durante la crisis del coronavirus, ya sea por criterios de vulnerabilidad, patologías o situación penitenciaria (recordemos que se han restringido por completo las visitas de familiares a los reclusos). Todo ello, entendiendo que «con las fronteras cerradas y las fuerzas de seguridad del Estado en las calles, el riesgo de fuga es prácticamente inexistente» y con la única finalidad de garantizar la salud de los cautivos y de quienes permanecen en prisión.

Bárcenas ha asegurado hablar en representación de numerosas familias con las que ha podido compartir sus experiencias y ha subrayado la magnitud que implica destapar esta situación «de abandono inadmisible y evitable en las cárceles, como lo haría hoy si tuviese a alguno de mis abuelos en una residencia”:

“Con los números en la mano, la situación es lo suficientemente grave como para que se tomen medidas de protección urgentes” ha instado a las autoridades competentes con la meta de evitar los brotes que ya se han producido en otros países.

Autor

Carla Calvo

Periodista y Comunicadora Audiovisual por la URJC. Redactora de lifestyle, corazón y eventos en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído