LA ELECCIÓN DEL MADO (ORGULLO DE MADRID) ES UNA "BROMA DE MAL GUSTO" PARA MUCHOS

Las razones por las que Carlos Sobera está siendo tan ‘apaleado’ como pregonero del Orgullo LGTBI 2020

"¡Qué vergüenza! Él por aceptarlo y vosotros por plantearlo"

Las razones por las que Carlos Sobera está siendo tan 'apaleado' como pregonero del Orgullo LGTBI 2020

Si el miércoles 24 de junio de 2020 la cuenta oficial de Twitter del Orgullo 2020 en Madrid (MADO) anunciaba que Carlos Sobera sería, junto a la actriz Itziar Castro, las cinco intérpretes de la serie ‘Veneno’ (Isabel Torres, Daniela Santiago, Jedet, Paca la Piraña y Lola Rodríguez) y el waterpolista de la selección española Víctor Gutiérrez, el encargado de dar el pregón en la capital del primer Orgullo LGTBI celebrado de forma virtual a raíz de la emergencia sanitaria del coronavirus, un día después, la polémica está servida.

La elección de uno de los presentadores más veteranos de Mediaset para dar voz a un asunto tan trascendental se basó en su labor como conductor de ‘First Dates’, «uno de los programas de TV que más visibiliza la diversidad», pero, contra todo pronóstico, no ha sido bien recibida por buena parte del colectivo, que la ha tachado en redes sociales de «poco lógica», pues la gran mayoría de los internautas no se siente representado por dicho formato.

También se ha puesto sobre la mesa, además del hecho de que él «no forma parte del colectivo», su vínculo con la publicidad de casas de apuestas («representa mucho más la ludopatía») e incluso la reciente visita a ‘First Dates’ de un participante de extrema derecha con simbologías nazis tatuadas en sus extremidades.

«Con la de referentes LGTB que hay, que cojáis de pregonero a un tío cishetero que no ha aportado nada al colectivo…«, «no entiendo qué relación tiene con el Orgullo», «no sé en qué cabeza cabe que alguien cishetero pueda dar un pregón en el que se hable de homofobia/transfobia», «menuda broma de mal gusto», «qué despropósito», «tenemos palabra, que no hablen por nosotros» o «qué decepción; él por aceptarlo, pero qué bochorno vosotros por siquiera plantearlo y qué vergüenza todo en general» son solo algunos de los cientos de comentarios que pueden leerse al respecto en redes sociales.

Aunque la tónica general es marcadamente perjudicial para el presentador, también hay quienes han sacado la cara por él y han dado un golpe en la mesa subrayando que «discriminación es decir que una persona heterosexual no puede dar el pregón» así como que «un hombre heterosexual puede ser parte del colectivo LGTBI».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Carla Calvo

Periodista y Comunicadora Audiovisual por la URJC. Redactora de lifestyle, corazón y eventos en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído