MÁS DE 25 AÑOS DESPUÉS DE CONOCERSE, LA PAREJA SE HA DADO EL 'SÍ QUIERO'

En secreto y con invitados de lujo: Joaquín Sabina pasa por el altar con Jimena Coronado

El cantautor le pidió matrimonio el pasado mes de noviembre en presencia de Joan Manuel Serrat

En secreto y con invitados de lujo: Joaquín Sabina pasa por el altar con Jimena Coronado

Aunque Joaquín Sabina dijera en ‘Rosa de Lima’ que «Jimena (Coronado) tuvo un sueño el martes que viene», todos sus deseos se han cumplido un lunes, concretamente, el último de junio de 2020. Y es que la fotógrafa y el cantautor jienense se han dado el ‘sí quiero’ en Madrid tras más de 25 años de relación sentimental. Ante el registro civil y en presencia de su círculo más cercano, entre quienes se encontraban el también artista Joan Manuel Serrat y el ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska, la pareja ha afianzado un dilatado amor en el que «los dioses» les «quitan los pies del suelo».

Según expone El País, el intérprete iba engalanado con un informal traje azul que combinó con un sombrero de paja y unas zapatillas de deporte. Su esposa, por su parte, se enfundó en un vestido azul y desechó los tacones, optando por unas cómodas sandalias planas y, pese a que los rostros de ambos estaban cubiertos con mascarillas, evidenciaban su felicidad a través de los ojos.

Aunque el enlace ha sido sorpresivo para muchos, lo cierto es que Sabina pidió la mano a Coronado el pasado mes de noviembre de 2020, tal y como reveló Serrat en Teleshow (Argentina).

«Cuando le pidió casarse a Jimena, pues lo vi, se arrodilló y le regaló un anillo… Fue tan hermoso”, apuntó unos meses atrás, a lo cual el signatario de ’19 días y 500 noches’ añadió que «el día que ‘la Jime’ cumplió 50, doblé la cerviz y en verso».

Así se conocieron Joaquín Sabina y Jimena Coronado

Corría el año 1994 cuando ella, en calidad de retratista del diario local El Comercio, entró en una habitación del hotel Sheraton de Lima en la que se hallaba el artista para realizarle un reportaje. Fue después de aquello cuando quedaron y disfrutaron de una jornada nocturna en un bar de la capital peruana. Aunque ambos tenían pareja por aquel entonces, retomaron el contacto cuando Jimena rompió con su novio, coincidiendo con que Sabina también había concluido su relación.

Varios meses después, se reencontraron en Méjico e iniciaron un romance que culminó en la capital española, donde ambos viven afincados en la plaza de Tirso de Molina.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Carla Calvo

Periodista y Comunicadora Audiovisual por la URJC. Redactora de lifestyle, corazón y eventos en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído