"Viví aquí 13 años y mi corazón es mitad canario"

Un día de vacaciones con… Ivana Icardi: escapada familiar y muchos recuerdos en Gran Canaria

Acompañamos a la influencer en una jornada de su "verano más atípico" y el primero junto a Hugo Sierra

Un día de vacaciones con... Ivana Icardi: escapada familiar y muchos recuerdos en Gran Canaria

Conocedores de que son, sin pretenderlo ni buscarlo, una de las parejas más mediáticas de la temporada, Ivana Icardi y Hugo Sierra han hecho las maletas y puesto distancia de por medio tras la «increíble» aventura vivida en los Cayos Cochinos. ¿El destino?: Gran Canaria, donde, tras darme una calurosa bienvenida, Icardi me confiesa que vivío «aquí trece años (junto a su familia) y mi corazón es mitad canario».

«En noviembre de 2019 no sabía quién era Ivana y hoy creo conocer un alto porcentaje de su vida actual», pienso yo en un arrebato de ilusión mientras fijo la mirada en las Dunas de Maspalomas, donde nuestra protagonista me ha citado. Acompañada del ex de Adara Molinero y de Martín, el hijo que ambos tienen en común, la argentina me empuja a interrogarla por cualquier asunto que me ronde la mollera. «Naturalidad y simpatía, me gusta», reflexiono.

View this post on Instagram

Te disfruto mucho Mapapote ❤️!!! Cada instante…

A post shared by Hugo Martin Sierra (@hugomartin_sierra) on

Me interesa conocer cómo lleva su exposición social, pues ya suma casi un millón de seguidores en Instagram, y la manera en que pretende gestionarla de cara a estas vacaciones de verano.

«Ningún extremo es bueno, ni lo poco, ni la exageración, así que, como todo en la vida, consiguiendo el equilibrio seguro que lo voy a llevar mejor», replica, al tiempo que me da a entender que, en lo referido al cambio físico que ha experimentado desde que volvió de ‘Supervivientes 2020’, no ha parado «de leer comentarios como ‘te tienes que cuidar’, ‘no engordes’, ‘ojo con el efecto rebote’«.

«¿Te soy sincera?», espeta. «Por supuesto», replico yo. «No me privo de nada, he engordado últimamente, pero lo que disfruto comiendo no tiene precio», agrega segundos antes de preguntarme si es la primera vez que visito la isla de las papas arrugadas, el gofio y el mojo. Mi respuesta es afirmativa. Entonces, me muestra la foto de un plato cuyo aspecto es… dejémoslo en apetecible. «¿Y si continuamos la charla en ese restaurante?», dudo. «¡Que así sea!», contesta.

Dicho y hecho. Foto de rigor y… «¡Nos vamos a cenar!». Nuestra conversación sigue, pero esta vez en El Centro, un local ubicado en el corazón del Barranco de Guayadeque cuyas cuevas ofrecen al cliente un entorno único donde saborear una extensa carta de platos representativos de la gastronomía regional.

«Es la primera vez que me trae aquí», sentencia Hugo, que hace su primera intervención, pues su silencio hasta el momento había sido sepulcral.

Con un buen vaso de agua fría en la mano, Ivana me explica que se ha instalado temporalmente en Mallorca, ya que vivir con el uruguayo es una «linda» aventura. «Me encanta mimarla», puntualiza él. Ella sonríe y prosigue relatando que este «verano tan atípico» ha optado por «ir de isla en isla» para desconectar de las idas y venidas y de la tensión que ha rotulado sus últimos meses.

Ahora que la tormenta ya ha pasado, manifiesta que «duermo tranquila y siento mucha calma dentro»; también es por ello que la pareja se inclinó por visitar Gran Canaria, ya que, tras conocer a la familia de Hugo, ella sentía que debía hacer lo propio con la suya. «Aquí vive mi madre y mis hermanos pequeños», apostilla. «Un paso muy significativo», medito yo.

Un verano diferente, muy familiar y sin lujos

Icardi, que lleva por bandera el lema «nunca olvides por qué empezaste», ha optado por compartir tiempo y «despeinadas» jornadas playeras con los suyos, algo que, según me comenta, acostumbra a repetir año tras año. Los lujos y excesos son absolutamente secundarios para ella, que antepone la normalidad a cualquier tipo de apariencia, incluso dedicándose al mundo influencer.

View this post on Instagram

Desde que llegué de la isla no he parado de leer comentarios como: te tienes que cuidar,no engordes,que no te pase factura el efecto rebote..🤯 Les soy sincera? Después de estar 3 meses sin comer todo lo que me apetecía, me fue inevitable llegar y que el cuerpo me pidiera todo eso por lo que moría y no podía comer. Quizás lo hice de manera incontrolada. Mea culpa. Yo también me he machacado un poco algún día que otro, porque obviamente había quedado con un cuerpo mucho más tónico y estilizado y en mes y medio volví a mi cuerpo de siempre (el que no se priva de nada).. Que he engordado? Sí, recuperé todos los kilos que perdí y más.. pero lo que he disfrutado comiendo no tiene precio. Ahora estoy tratando de llevar una rutina más sana e incluso estoy haciendo un poco de ejercicio, sin privarme de nada, solo sin pasarme (sobre todo con lo dulce) 🏃🏼‍♀️ Si con algo me quedo de todo esto es que los extremos no son buenos, ni lo poco, ni la exageración.. así que, como todo en la vida consiguiendo el equilibrio seguro que lo voy a llevar mejor 🤞🏻🔥✨

A post shared by Ivana Icardi Rivero (@ivannaicardi) on

«Normalmente suelo esperar estas fechas con muchas ganas, pero este año fui una privilegiada de poder vivirlo desde febrero, así que no me queda otra que seguir disfrutando del calorcito», concluye, no sin antes dejar de mencionar que haber reunido a gran parte de su círculo más cercano hace que se sienta «la mujer más agradecida y feliz del mundo». Y la más espontánea y coherente, añadiría yo.

(Este texto está parcialmente ficcionado y literaturizado, de modo que las frases directas atribuidas a los protagonistas están extraídas de fragmentos que ellos mismos han compartido y hecho públicos a través de la Red).

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Carla Calvo

Periodista y Comunicadora Audiovisual por la URJC. Redactora de lifestyle, corazón y eventos en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído