En un ensayo para The New York Magazine, la modelo detalla cómo fue abusada por el fotógrafo norteamericano

Emily Ratajkowski denuncia que fue agredida sexualmente por el fotógrafo Jonathan Leder

"Sí recuerdo que sus dedos de repente estaban dentro de mí"

Emily Ratajkowski denuncia que fue agredida sexualmente por el fotógrafo Jonathan Leder
Emily Ratajkowski.

Un ensayo escrito por Emily Ratajkowski para The New York Magazine se convertido en un torbellino.

La joven de 29 años cuenta en la sección “The Cut” en un largo texto que fue agredida sexualmente por el famoso fotógrafo Jonathan Leder en el año 2012.

La pieza fue titulada «Comprarme de nuevo ¿Cuándo una modelo posee su propia imagen?», y como tema de fondo abordó los problemas legales que ha enfrentado por el manejo de sus derechos imagen y de las fotografías que le toman en público.

En su extenso texto, publicado el martes 15 de septiembre de 2020, la también actriz relató que había viajado a la casa de Leder en las afueras de Nueva York para una sesión de fotos no remunerada para una revista llamada Darius, y que para ello debía pasar una noche en su casa.

«Mi agente me dijo que debería comprar un boleto de autobús desde Penn Station hasta Catskills, donde un fotógrafo llamado Jonathan Leder me recogería y me reembolsaría el pasaje. Haríamos la sesión en Woodstock, para una revista artística de la que nunca había oído hablar y pasaría la noche en su casa», escribió la modelo.

«Esto era algo que la industria llama editorial no remunerado, lo que significa que se imprimiría en la revista y la ‘exposición’ sería mi recompensa», agrega.

Posteriormente la modelo describió las escenas previas a la sesión, en la que posó inicialmente en lencería y después desnuda. Durante su transcurso, el fotógrafo le ofreció vino tinto.

«Me habían enseñado que era importante ganarme la reputación de trabajadora y tolerante», señala. «En el momento en que dejé caer mi ropa, una parte de mí se disoció«, agregó.

La modelo indicó que en un momento dado, la maquilladora que estaba presente en la sesión se retiró a su habitación, Ratajkowski dijo que se sentía completamente despierta, pero estaba «muy, muy borracha».

Ella y Leder estaban acurrucados debajo de una manta en el sofá cuando él comenzó a preguntarle sobre sus novios y la observó mientras se frotaba los pies para mantenerlos calientes.

«Tenía frío, tiritaba y estaba acurrucada debajo de una manta. Jonathan y yo estábamos en su sofá, y sentía la textura áspera de sus jeans en mis piernas desnudas”, cuenta la modelo, agregando que en ese momento estaba hablando sobre su pasado amoroso. E indicó que no recuerda haberlo besado luego, y los recuerdos de lo que sucedió después están «un poco borrosos». No obstante, expresó: «Sí recuerdo que sus dedos de repente estaban dentro de mí».

«Más y más fuerte y empujando y empujando como si nadie me hubiera tocado antes o desde entonces. Realmente dolía mucho. Llevé mi mano instintivamente a su muñeca y saqué sus dedos de mí con fuerza. No dije una palabra. Se puso de pie abruptamente y se escabulló silenciosamente hacia la oscuridad por las escaleras», expresa el texto.

Años más tarde, las fotos que tomó Leder se publicaron en un libro, aunque Ratajkowski afirma que ni el fotógrafo ni Imperial Publishing tenían derecho a usarlas. En ese momento, su abogado envió cartas a la editorial y a una galería de arte que planeaba realizar una exposición para que no lo hicieran.

El diario inglés Daily Mail informó que el fotógrafo insistió en que las afirmaciones de Ratajkowski son «totalmente falsas»:

«Me siento mal por ella porque está en un punto de su carrera en el que tiene que recurrir a tácticas como esta para ganar prensa y publicidad. Es vergonzoso», dijo.

Ratajkowsky finalizó su texto diciendo que, aunque el fotógrafo ha lanzado otro libro con fotos de la modelo, ha pensado en vender alguno de sus bienes para tener el dinero suficiente y demandarlo, pero luego desiste, pues cree que llegará el día en que a él se le acaben las fotos y ella seguirá siendo la misma de siempre. «La Emily que es dueña de la gran artista, y la que también escribió este ensayo. Ella continuará forjando el control donde pueda encontrarlo».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído