"ESTOY EN UN MOMENTO MUY JODIDO, EN EL SUBSUELO"

Cuernos, adicciones y declive matrimonial: Kiko Rivera, de conquistar el ‘Deluxe’ a un ultimátum sin igual

Irene Rosales, mujer del DJ, tiene muy claro que "no volvería a superar algo así, he vivido algo muy doloroso y no lo volvería a perdonar"

Cuernos, adicciones y declive matrimonial: Kiko Rivera, de conquistar el ‘Deluxe’ a un ultimátum sin igual

Si el tercer fin de semana de octubre de 2020 tuviera que estar firmado en Telecinco, sin duda, sería con el apellido Pantoja -o Rivera-. Las infidelidades del hijo de la tonadillera a su mujer Irene Rosales han copado el total de los programas de la parrilla televisiva, desde la mañana -‘Socialité’-, hasta la noche -‘Sábado Deluxe’-, pasando por la tarde -‘Viva la vida’-.

Aunque el gran protagonista solo se sentó de forma presencial en el plató de ‘Sábado Deluxe’ -participó vía telefónica en el resto de fomatos-, sus declaraciones fueron tan firmes y valientes que despejó todas las dudas y sospechas acerca de la situación que atraviesa su matrimonio. Su batalla continua con las drogas -de la mano de «médicos, psicólogos, lucha y amor»- y sus «cuernos» a Rosales en uno de los peores momentos de su vida -la madre de la colaboradora estaba muy débil y después falleció- fueron los temas centrales de la noche; todo, por un precio que rondaría los 25.000 euros según apuntan fuentes de la productora.

«He sido desleal a mi mujer muchas veces bajo los efectos de las drogas. (…) Soy una persona muy complicada y, a veces, ni me quiero. Mi vida no es ninguna fiesta. Algo tengo, por algo viene. Estoy en un momento muy jodido, estoy en el subsuelo, en el puñetero subsuelo. No se merece que piense así, yo sí que estoy hundido», relató visiblemente arrepentido y sin dejar de agradecer a la madre de sus hijos el rol que ejerce en su rutina, pues «si no estuviese a mi lado, igual no estaría vivo».

El DJ terminó la velada generando empatía en el público y en los propios tertulianos -María Patiño le agradeció su mensaje sincero- y prometiendo volver «feliz y fuerte» por su madre -que incidió en el hecho de que «lo tuyo se puede curar»-, sus hijos y toda la gente que le quiere.

Por su parte, Rosales -que unas horas antes había admitido que, durante los malos momentos vividos en siete años de relación, «han podido pasar ciertas cosillas», pero que en la actualidad en su familia están «todos a una» para superar las piedras del camino- apuntó a Emma García que «no volvería a superar algo así, he vivido algo muy doloroso y no lo volvería a perdonar».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Carla Calvo

Periodista y Comunicadora Audiovisual por la URJC. Redactora de lifestyle, corazón y eventos en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído