EN EL PROGRAMA DE YOUTUBE 'COLGADOS DEL ARO'

Pipi Estrada deja de piedra al personal confesando una operación estética de lo más íntima

"Una para quitarme las bolsas de los ojos... y otra para las tetitas"

Pipi Estrada deja de piedra al personal confesando una operación estética de lo más íntima

A lo largo de su trayectoria profesional, el periodista deportivo Pipi Estrada nos ha dejado momentos de lo más grotescos y divertidos.

Ahora, Pipi ha vuelto a dejar alucinado a todo el mundo tras su participación en el programa de YouTube ‘Colgados del aro’, con Antoni Daimiel, Juanma López, Pablo Lolaso y Siro López.

Entre risas, dislates varios, el periodista habló de deporte y de su vida privada, llegando incluso a confesar sus curiosas operaciones estéticas: «Una para quitarme las bolsas de los ojos… y otra para las tetitas», comentó tocándose esa parte de su cuerpo y el comentario de Antoni Daimiel: «Una tetitoplastia».

También salió a la luz la historia del desnudo íntegro de Pipi Estrada en la revista Sorpresa. Su posado en ‘bolas’, que fue un «robado pactado»: «Nos fuimos a Estepona, hicimos el pariré de que estábamos en una playa nudista, el fotógrafo puso a dos mujeres, me hicieron una serie de fotos y salieron cojonudas».

En este divertido espacio, reveló el origen real de su apodo Pipi, la historia se remonta a su juventud y fue por obra y gracia de otro periodista, Gaspar Rosety: «Fue de chavales, estando en la playa de Gijón. Eran los tiempos de Pipi Langstrump y él me dijo un día que era más travieso que Pipi…. y así me quedé».

El vídeo de ‘Trapito’

En el mes de septiembre, el colaborador de televisión generó un gran revuelo en las redes sociales por subir un vídeo excéntrico para despedir a su mascota, el gato ‘Trapito’. Entre lágrimas, el periodista acaricia y besa al gato, que yace muerto sobre la camilla del veterinario.

«Aquí estoy con mi Trapito, ha llegado el final… No sé qué ha pasado, pero de repente se cayó a la terraza de abajo, le cogí… Pero no ha podido superar el momento», dice en el vídeo.

«Trapito, descansa, has sido siempre un gato muy bueno. Te quiero. Es la vida, hay que seguir peleando, no queda más remedio. Las mascotas son lo mejor que tenemos en esta vida«, concluye y se dirige hacia la cámara para finalizar.

«No, no lo he cortado. No he cortado todavía», le dice el veterinario, que es quien graba con el móvil, a lo que Pipi Estrada, que no le entiende, le pregunta: «¿Está vivo?». «Que no lo había cortado, digo», le repite el sanitario.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído