Carta abierta del Rey de la Telebasura a Isabel Pantoja

Jorge Javier Vázquez: «No debe ser fácil tener como madre a La Pantoja»

"Pienso que el problema entre tu hijo Kiko y tú no hay cristiano que lo enmiende"

Jorge Javier Vázquez: "No debe ser fácil tener como madre a La Pantoja"
Isabel Pantoja y Jorge Javier Vázquez. PD

El objetivo es seguir calentando el tema y así poder hacer todavía más caja, pero está vez no ha sido en un plató de televisión sino en el papel couché donde Jorge Javier Vázquez echa vinagre en la heridas de Isabel Pasntoja.

El Rey de la Teleabsura escribe en su blog de Lecturas una larga carta abierta a Isabel Pantoja, con quien le une un largo historial de arrumacos y trifulcas.

El resultado, por la solapada crueldad que usa el presentador de ‘Sálvame’, es un texto duro, descalificador, condenatorio y nada poco reconfortante para la cantante afincada en Cantora.

Querida Isabel:

Aquí me tienes, un sábado a las siete y veinte de la mañana escribiéndote esta carta. Creo que en otra época te habría llamado, pero ahora no sabría muy bien qué decirte. Y, además, sería incapaz de animarte porque pienso que el problema entre tu hijo y tú no hay cristiano que lo enmiende. La descripción que tu hijo ha hecho de ti es tan demoledora que intuyo que os deben quedar pocas ganas de retomar cualquier tipo de relación.

Y esto llega al refubo de ‘Cantora: la herencia envenenada‘, el programa especial donde Kiko Rivera analizó al detalle toda la herencia de su padre y las actuaciones de su madre dejando su imagen por los suelos.

Toda España estuvo pendiente de las palabras del artista y es que su entrevista contrastada se saldó con un increíble 31,7% de cuota de pantalla y 3,7 millones de espectadores. Un dato que solo consiguen hacer los partidos de fútbol decisivos.

No creo que Kiko haya hablado por un calentón. Se nota a la legua que su discurso lleva fraguándose en su cabeza desde hace años, pero callaba para proteger a esa Isabel Pantoja artista que, según él, ha acabado devorando al ser humano. Al fin y al cabo, lo suyo ha sido un acto de generosidad. Mucha rabia acumulada debe tener para utilizar la expresión “Viuda de España” con singular ironía.

Tras las duras palabras de su hijo Kiko Rivera, Jorge Javier ve difícil solución, como escribe en un incómodo texto donde no niega el «afecto» mutuo, pero en el que no encuentra «motivos para consolarla».

En Telecinco, Kiko arrancó diciendo que se siente robado.

El chaval aseguró que a su madre le importa mucho más el dinero que sus propios hijos.

«Estoy hipotecado sin saberlo desde los 2 años».

Con la documentación que aportó al programa, Kiko Rivera ha asegurado que Cantora fue hipotecada en varias ocasiones.

«Me han robado y me han engañado», ha lamentado con Jorge Javier Vázquez lamentando ser víctima de lo que él considera «una trama».

Y el Rey de la Telebasura escribe: «No debe ser fácil tener como madre a La Pantoja.»

No hay periodo de tu vida exento de polémica, de acusaciones que casi todas ellas tienen que ver con una desmedida ambición y un amor casi obsesivo por el dinero.

Según Kiko, el desencadenante que le ha llevado a sentarse en Mediaset y romper su silencio ha sido lo que sucedió la noche del 2 de agosto de 2020.

Durante todo el programa y a pesar de la insistencia de los colaboradores, el DJ aseguró en varias ocasiones que no podía desvelar lo ocurrido en esa fecha por consejo de sus abogados.

Y claro, cumpliendo con el guión, fue  Jorge Javier quien lo destapó en directo ante la audiencia.

«Se abrió la habitación de Paquirri y Kiko vio que estaba todo lo de su padre, cuando antes se había denunciado el robo».

Esta información habría llegado, supuestamnte, al teléfono del presentador de ‘Sálvame’ por medio del reportero José Antonio León.

‘Basuras’ Vázquez lanzaó la bomba que ha dejó a todos boquiabiertos y después escribe en Lecturas:

El teléfono, antes tu aliado, se ha convertido en tu peor enemigo. Con una Cantora cada vez más diezmada de palmas que te jaleen, buscas aliados que escuchen tu doliente discurso y los encuentras en todo aquel periodista que disponga de dos horas, que es la media de tiempo que dura una conversación telefónica contigo.

Te tengo cariño, Isabel, cómo no te lo voy a tener. Formas parte de mi vida profesional desde el principio de los tiempos y creo que con el paso de los años hemos llegado a desarrollar una relación cercana al afecto. Me gustaría decirte que todo va a salir bien, pero no lo creo. Lo peor de todo es que esto no ha hecho más que empezar. Si hablara contigo, no encontraría argumentos para consolarte. Lo siento, Maribel. Por ti y por tu hijo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído