La Legislatura acaba con un imparable aumento de la criminalidad en España

(PD)-. Por más que el Ministerio del Interior y la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil se empeñen en asegurar una y otra vez que la tasa de delincuencia española está 20 puntos por debajo de la media de la UE, algunos indicadores siguen hablando de un paulatino crecimiento de las infracciones penales en el conjunto del país.

En un artículo de R.L. Vargas publicado por La Razón, se alerta que la situación más preocupante se da en la la tercera zona más afectada, la Comunidad de Madrid. Por delante, donde más a crecido la criminalidad, están Lérida y Gerona

Los delitos y faltas registrados en las estadísticas de su comandancia subieron un 49,55% el año pasado. Pero, en este caso, los números absolutos son también muy abultados. De 37.355 infracciones penales computadas en 2006 se pasó a 56.178 en 2007, de las que 18.402 fueron delitos.

También en el apartado de los crímenes más graves, los delitos, los repuntes más acusados se registran en Lérida (80,48%) y Gerona (79,70%), aunque de nuevo hay que considerar el despliegue de la Policía Autonómica catalana.

José Manuel Sánchez Fornet, secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP), señala que

Estamos más o menos como hace cuatro años.

La CEP, la UFP, el SPP y el Sindicato de Comisarios (SC), sin embargo, tienen la sensación de que la situación ha empeorado.

Han crecido los delitos especialmente violentos y, con ello, la sensación de inseguridad subjetiva de la población.

El porqué del repunte de este tipo de delitos hay que buscarlo, dicen, en la llegada de grupos organizados de fuera y en la laxitud de la legislación española.

Tenemos un Código Penal que viene de la Transición. Y es tan blandito que delinquir sale casi gratis. Casi da lo mismo matar a uno que a 20.

La polémica propuesta del PP de rebajar la edad penal no es vista con malos ojos desde el SPP.

Es urgente reformar la Ley del Menor. Un tío de 16 o 17 años ya es consciente de lo que está haciendo.

Pese al aumento de la estadística criminal, los efectivos del Instituto Armado mantuvieron el ritmo de delitos y faltas esclarecidos, un 37,35% de los 623.079 contabilizados en toda España, apenas un punto por debajo de 2006.

Analizar lo que ocurrió el año pasado en las grandes ciudades, allí donde la competencia de la seguridad ciudadana es del Cuerpo Nacional de Policía, es otra historia. En 2005, la Secretaria de Estado para la Seguridad remitió una circular a los mandos prohibiendo hacer público cualquier dato estadístico sin su previa supervisión. Como si de un arma política más se tratara.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído