La huelga de autobuses de Barcelona se inicia con un policía herido

(PD / Agencias).- La huelga de autobuses de Barcelona, convocada por los sindicatos CGT y Actub entre hoy y el próximo viernes, se ha iniciado esta mañana con un incidente en la cochera de Sant Andreu en el que ha resultado herido un guardia urbano. Además, un trabajador ha sido detenido por la presunta agresión al guardia.

Según la CGT, el altercado se ha producido cuando los piquetes intentaban informar en la salida de los vehículos afectados por los servicios mínimos en la cochera del Triángulo ferroviario, situada en el barrio de Sant Andreu.

La Guardia Urbana ha cargado, según las mismas fuentes, y en el forcejeo ha sido detenido un delegado de CGT por una presunta agresión a un agente municipal. En las otras cocheras de Autobuses de Barcelona, también se ha producido tensión entre los efectivos policiales y los piquetes informativos pero no ha habido incidentes destacables, por lo que los vehículos han salido a su hora.

Establecer horarios

Los servicios mínimos se cumplen con normalidad, ha dicho el presidente del comité de empresa de Autobuses, Saturnino Mercader, que ha apuntado que se ha pedido una reunión urgente con el Departamento de Trabajo para que establezca «claramente» a qué hora deben salir los autobuses de las cocheras.

La empresa y los dos sindicatos convocantes del paro discrepan sobre este tema ya que TMB considera que los autobuses deben salir de las cocheras con tiempo para llegar al inicio de las paradas a la hora de salida de los mínimos, mientras que CGT y Actub opinan que los vehículos han de partir de las cocheras a la hora que marca el decreto de la Generalitat y no antes.

Roturas de cristales y pinchazos

Fuentes de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) han explicado que anoche, poco antes del inicio de la huelga, se registraron roturas de cristales y pinchazos de ruedas en seis autobuses que circulaban por la ciudad de Barcelona, sin que ningún pasajero resultara herido. Además, la empresa ha constatado que esta madrugada se han sellado con silicona las cerraduras de entrada de 14 estaciones del Metro de Barcelona en diferentes líneas, en una acción que no se ha reivindicado.

Los conductores de autobuses celebran esta mañana una asamblea en la que no se descarta que puedan decidir hacer indefinida la huelga, que se ha convocado para reclamar dos días de fiesta consecutivos a la semana sin reducción de salario.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído