El menor que mató a otro en Talavera sale en libertad 9 meses después del crimen

(PD).- Carlos M. S. sale hoy del Centro Marcelo Nessi en libertad vigilada. Este joven, apodado ‘El Pesadilla’, está acusado de haber dado muerte a José Antonio Márquez Ardila de una cuchillada en el pecho hace justo nueve meses, el 3 de junio de 2007 en Talavera la Real.

Desde entonces está internado en el Centro de Menores Marcelo Nessi de Badajoz. Pero mañana saldrá en libertad porque se cumple el plazo máximo que un menor puede estar internado sin haber sido juzgado. Carlos M. S. tiene ya 18 años, pero cuando ocurrieron los hechos tenía sólo 17, igual que su víctima.

El artículo 28 de la Ley del Menor establece que el plazo de internamiento es de seis meses, prorrogable otros tres. Pero la puesta en libertad, que ha sido decretada por el juez de menores en cumplimiento de la ley, ha provocado la indignación de los familiares del joven fallecido.

Según relata M.M. en el diario Hoy, Antonio Ortiz, abogado de la familia de la víctima, el juicio no se ha celebrado debido a que se está a la espera de un informe del Instituto de Toxicología de Sevilla. El retraso en disponer de ese informe se debe principalmente al atasco de casos que tienen los especialistas de este organismo, aunque el abogado opina que se podría haber pedido antes. El resultado es que el juicio no se ha celebrado y el acusado va a salir a la calle mañana.

Homicidio o asesinato

¿Por qué es tan importante ese informe de Toxicología? Según el letrado, con él se pretende dilucidar si el crimen fue un homicidio o un asesinato. Además de la herida que le causó la muerte, José Antonio tenía un corte en una mano que, según los testigos, le había producido ‘El Pesadilla’ un par de días antes.

«Si se demuestra que el acusado había amenazado y agredido previamente a José Antonio podría acusársele de asesinato, porque existiría una premeditación en la agresión que acabó con su vida», añade Antonio Ortiz. La pena sería más alta si es un asesinato.

El abogado de la familia de la víctima ha presentado un recurso ante la Audiencia en el que solicita que, en lugar de ser puesto en libertad, Carlos M.S. sea internado en un centro terapéutico, si los expertos consideran que cabe esa posibilidad.

En caso de que se rechace esa opción, el letrado pide que la libertad vigilada sea lo más estricta posible y que el acusado no vuelva a Talavera.

La muerte de José Antonio Márquez tuvo lugar a las once de la noche del domingo 3 de junio de 2007. Víctima y agresor vivían en la misma calle y se conocían desde niños. Carlos M. S., que tenía fama de conflictivo, zanjó con una navaja la discusión que tenía su padre con José Antonio.

La Guardia Civil encontró el arma en casa de ‘El Pesadilla’. En principio detuvo también a su padre, pero lo puso en libertad al día siguiente.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído