La emprende a puñetazos con su mujer delante de sus tres hijos menores

Ayer por la mañana la Ertzaintza detuvo en Ondarroa a un varón de 28 años, acusado de agredir a su mujer en presencia de sus tres hijos menores de edad. El agresor la emprendió a puñetazos en la cara contra la víctima y la apretó el cuello hasta que cayó al suelo casi sin conocimiento.

Los hechos se produjeron a primera hora de la mañana de ayer en el domicilio de la pareja en la localidad vizcaina de Ondarroa. Al parecer, el marido regresó a casa en estado ebrio y se produjo una discusión entre ambos. En el transcurso de la discusión el varón propinó diversos puñetazos a la mujer y la agarró del cuello apretándola hasta hacerla caer al suelo casi sin respiración. El individuo utilizó un cable de teléfono para asfixiarla y desistió cuando su hija mayor le indicó que había llamado a la Ertzaintza, según recoge 20Minutos.

Los agentes personados en el lugar observaron que la mujer tenía hematomas en la cara, el labio abierto y una marca lineal en el cuello producida, presuntamente, por el cable. Asimismo, el varón se encontraba totalmente alterado y dos niños de corta edad llorando.

Tras ser informados de lo ocurrido por la víctima, los agentes procedieron al arresto del presunto agresor que se resistió en todo momento a ser detenido. Según la víctima, las agresiones se venían sucediendo desde hacía tiempo y ya había denunciado a su marido en alguna otra ocasión. El arrestado fue trasladado a dependencias policiales y esta mañana ha pasado a disposición judicial.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído