Secuestran, torturan y matan a un discapacitado para quitarle su paga

(PD).- Las tres personas detenidas como presuntas responsables de la muerte en la localidad onubense de Almonte de un hombre de 47 años y nacionalidad española que fue hallado maniatado y desnudo de cintura para abajo en el trastero de su propio domicilio pretendían apoderarse de la paga mensual que la víctima percibía al ser discapacitado mental, según apuntó la Guardia Civil de Huelva.

En un comunicado de prensa, el Instituto Armado señaló que los tres acusados ‘secuestraron, vejaron y torturaron’ durante tres meses a la víctima, cuyo domicilio ‘habían ocupado a la fuerza obligándole a que les entregara los 580 euros mensuales que percibía como paga por su discapacidad’, e incluso ‘en alguna ocasión llegaron a presentarse en la entidad bancaria donde percibía la paga para solicitar un duplicado de su tarjeta bancaria’.

Según indicó la Guardia Civil, ‘durante el transcurso del tiempo en que ocuparon la vivienda proporcionaron al fallecido todo tipo de sustancias para mantenerlo drogado, siendo además objeto de brutales palizas, torturas y vejaciones’, mientras que también ‘había permanecido largos períodos de tiempo atado y encerrado en un trastero de la azotea de la vivienda, de un metro por dos, donde murió asfixiado’.

Los detenidos son J.J.P.D., de 38 años de edad y natural de Huelva; A.M.R.M., de 34 años y natural de Bollullos Par del Condado (Huelva), y M.A.T.R., de 30 años y natural de Almonte (Huelva). Todo ellos estaban relacionados con el mundo de la droga, a lo que destinaban el dinero obtenido.

A los tres detenidos se les imputan los presuntos delitos de asesinato, tortura, secuestro, lesiones y robo con fuerza, hechos por los que pasaron a lo largo de la mañana de hoy martes a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de La Palma del Condado.

Los efectivos de la Guardia Civil recibieron un aviso a las 18.30 horas del pasado miércoles, alertando de la aparición de un posible cadáver en un domicilio de Almonte, que los agentes corroboraron y comprobaron que se encontraba en avanzado estado de descomposición.

Según la Guardia Civil, el cuerpo del presunto asesinado apareció tumbado en el suelo, desnudo de cintura para abajo, con la mano izquierda atada a una tubería y las piernas atadas con una cuerda a la altura del tobillo, al margen de que presentaba la cabeza completamente cubierta con una manta.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído