Un estudiante se enfrenta a 38 años de cárcel por falsificar sus notas

(PD).- El joven estadounidense Omar Kahn podría tardar hasta 38 años en llegar a la universidad. Al menos esa es la petición de sentencia que pesa sobre él por hackear los ordenadores de su instituto y cambiar sus notas de suspensos a excelentes.

Kahn, de 18 debe responder a los 69 cargos que se le imputan y a una condena que le confinaría en la cárcel durante 38 años, según publica la diario británico The Times. El joven intentaba mejorar sus notas para acceder a la universidad y cambió sus calificaciones y las de otros 12 amigos suyos del prestigioso Tesoro High School de la localidad californiana de Las Flores. Además, Kahn consiguió el examen se acceso a la universidad (equivalente a la selectividad) y lo envió a sus compañeros.

Al final, Kahn se delató al ir a buscar un certificado. Los responsables del centro vieron que eran todas buenas cuando se trataba de un alumno mediocre. La denuncia del instituto podría sentar precedentes ya que se enfrenta a un juicio con más de 69 cargos -34 por alterar documentos públicos, 11 por robar y desvelar documentos públicos, 7 cargos por acceso ilegal en ordenadores y fraude, 6 por robo, 4 por robo de identidad, 3 por alterar registros públicos, uno por recibir propiedad robada, 1 por conspiración y otro por intento de alteración de documentos públicos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído